09 junio 2007

ABUELA,... HÁBLAME DEL PAPA

Fuente: Lorrie McClanahan en Flickr (bajo una licencia de Creative Commons)

Adoro el verano, sol, agua, fruta fresquita, cervecitas,... en fín se puede ser más feliz?

Ayer, después de comer salí de casa como las locas para ir a la piscina, y estuve un buen rato replantingada en el cesped (del agua hice un amago de disfrutarla, vamos me tiré y salir corriendo, al parece no se ha enterado de que no queda nada para el solsticio). Aproveché para empezar la Princesa Prometida (si kaktus, después de tantas borracheras escuchándote lo de "Hola, me llamo Íñigo Montoya, tu mataste a mi padre, prepárate a morir", encontré hace poco el libro y propuse leérmelo) del que llevo ya la mitad y me tiene totalmente enganchada.

Por la noche, conciertito en la pza plateria por Photo España.

Y esta mañana paseito marujil por el mercado a comprar toda la fruta que he visto, cerezas, sandía, paraguayos, alberges, pavías, vamos un banquete veraniego. Sólo me falta una buena terracita en la que poder disfrutarla.

Y ahora? pues a tirarme al sofá, devorarla y si no se nubla a salir corriendo otra vez a captar todo el sol que pueda (con protección claro, que no estamos ya pa muchas leches).

Y ya sabéis disfrutar del veranito!!


2 comentarios:

OaBy dijo...

No es lo mismo "farolero" que "amor verdadero"

burbuja dijo...

he tenido que buscar por la red; que cada día es más difícil entenderte, joío! ;)
en serio, no he llegado todavía ahí y la peli... bueno, digamos que lo mío con el cine es una especie de asignatura pendiente