08 octubre 2007

PÁ LOS NO CREYENTES

"Hijo mío ten cuidao no vayas a coger nada de desconocidos que meten droga en los caramelos"
"Que no máma, que eso es una leyenda urbana... que no es verdad..."

"Que si hijo mío! que sí! que me lo dijo la Patro que lo ha leido!"
"Que no máma, que no es tan fácil..."

"Niño, hazle caso a tu madre!!"


12 comentarios:

HombreRevenido dijo...

¡¡¡Lo sabía!!!
Tenía que ser cierto.

Serjuzu dijo...

Siempre sospeche de esos extraños caramelos con ese largo apéndice....

Peibols dijo...

A mi es que cuando me daban caramelos era para que chupara otras cosas...

burbuja dijo...

hombrere, ya verás cuando nos demuestren lo de que en también mete droga en los bollicaos. Asalatos al mercadona, es lo que va a haber

serjuzu, eso es porque tienen pinta de malos, que se les ve de lejos

pei, me ruborizas cuando te pones en plan tan... tú

Mai dijo...

Si es que...

Leches... y que me decís de los cromos de Panini que regalan a la puerta del cole para engancharte a la colección, eh????

Mai

Tito dijo...

y como le dices al psicologo que tienes sindrome de dependencia de chupar chups?...

Deme mass!! necesito chupar!!!...

burbuja dijo...

mai, y con lo enganchaba el olorcillo ese de los cromos. Que yo ahora en que huelo un post-it ahí me quedo enganchada

tito, esas cosas es mejor no contarlas, que te miran muuuuy raro.

OaBy dijo...

¿Cómo es posible que un olor tan chungo, como era el de los cromos recién sacados del sobre, nos tuviera tan enganchados? Pestuzo a impresión artificial que coloca, cual lemur malgache a milpies colorao

burbuja dijo...

oaby, impresionada me he quedado con el vídeo. Genial la última imagen

karlos dijo...

O yo tengo mala suerte o a mi nunca me toco el chupa chups relleno.
Por cierto Oaby se podria decir que el mil pies produce palotismo al lemur?

la maru dijo...

Si es que mi madre siempre tiene razón... llevaba años diciéndonoslo.

OaBy dijo...

burbu> no te pierdas el de los gatos

karlos> Si es que se están quitando, pero esos roces, esos cebollitismos, esos masajes suecos con mil pies al mismo tiempo... ¿quién podría aguantarse?