25 septiembre 2006

Diario de una laparoscopizada IV: La Caída del Mito

Tras unas siete veces escribiendo el título de este post y desconectarme porque estaba pelín vaga para seguir más allá, aquí estoy. Y llevo tres líneas!!

Bueno, este va a ser mi último post del diario (que no del blog) ya que una vez que te han quitado los puntos y te has dado cuenta que tu arreglapotorros tiene mujer y niño pues ya no hay mucho más que contar. Seguro que en algún momento vuelvo para contaros mi experiencia metiendo y sacando el anillo pero eso ya será otra historia.

En fín, viernes 22 de septiembre 12.30 horas entro en la consulta (una en la que por razones que no vienen al caso no había estado) y lo primero que veo tras pasar la puerta es tres marcos de fotos con una señora y un bebé. ¿PORQUÉ?!!!!
Bueno, al menos ha tenido el detalle de comprometerse antes de conocernos y no después de haberse acostado conmigo (que conociendo mi historia, es todo un avance personal).

En fín, no contento con ello (hay algo más hortera que las fotos de familia en un despacho? y lo peor de todo, porqué en las fotos nunca está el dueño del despacho? que pasa que si le interesa es su familia y sino la de Martinez que hace unos días nos cambiamos el despacho y todavía no se ha llevado todas las cosas? Hombres...) se había puesto pantalones de pinzas (antes siempre lo había visto en el hospital e iba con ropa de médico) y corbata.
Pero lo peor de todo fue que a mitad descoserme la barriga y para rellenar los silencios decidió hablar y como, evidentemente yo no estaba especialmente conversadora, más que nada porque ME ESTABA DESCOSIENDO!!, va y me salta "y tu eres siempre así de seria?" que me entraron ganas de decirle pues hombre si en vez de coSiendo me estuvieras coMiendo el coño te aseguro que emitiría más sonidos. Vamos hombre!!! qué se pensaba que estaba en el Cubitos y era el amigo de algún pirao que estaba intentando ligarse a la Chester y me tenía que dar conversación, o qué? A ver, que ME GUSTA EL SILENCIO!! ES BONITO!!!
Un flus, vamos.
Los puntos bien, el del ombligo y el del potorro cerrados y el único que se ve, estaba abierto. Estupén! el único que se ve, el único que va a quedar mal. Pero bueno, poquito así que ná.

Para aquellas que os lo pregunteis al final me decidí por las bragas de transparencia. Aunque claro, después de que me viera los agujeros de los zapatos (de 2 cm aproximadamente cada uno, porque claro llevaba un agujero en cada zapato que permitían saber hasta el color de laca de uña de los pies, en caso de que las hubiera llevado pintadas, of course), podía haber llevado hasta unos boxers con los pitufos que tmapoco hubiéramos hecho ná.
En fín, posibilidades de ligrame a Doc menos diez, ganas de ligármelo después de ver las fotos, los pantalones de pinzas y la frasecita de marras, menos veinte.
Gana burbuja.


3 comentarios:

TU MARU dijo...

Ay mi burbuja! Pobreta ella... Que te dejes rajar, coser y descoser, y no te inviten ni a un café pa intimidar. En fin... TIOS.
GUAPA, que tú te mereces algo mejor que un tío con fotos en el despacho. Por cierto has ido al dermatólogo últimamente? Quien sabe. Y sino como la canción un Principe o un dentista.

burbu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
burbu dijo...

Ya ves tía aquí una dejándose la vida en ello y el tipejo casado. Qua vamos tengo un ojo que no lo merezco.
Y hablando de merecer, que me merezco algo más que un tío con fotos en el despacho? Que no digo yo que no, pero vamos que si te mereces algo mejor que.. que porque conformarse.. que.. que estamos solteras y en la treintena coño!!
Y que a estas edades tampoco estamos para hacer ascos eh?
Gracias por los animos y ahora mismo me pongo a ver que especialistas podría atacar