21 septiembre 2006

Diario de una laparoscopizada III

Pues nada, por aquí estamos de mi casa al vermú, del vermú a mi casa, de mi casa al Berlín y del Berlín a mi sofa a ver Friends. No es mal plan, no?

Mañana voy a los madriles a quitarme los puntos y lo que es más importante a tirarme al arreglapotorros. Bueno quien dice tirarse, dice saludar , enseñarle las bragas y abrirse de piernas. Al fin y al cabo que el premanezca vestido y tu madre esté al lado, puede ser una forma de echar un polvo en no se, Plutón? . Por cierto, llevo que llevo dos días intentando decidir cuales me pongo y todavía no sé si me lanzaré a por unas de algodón con dibujitos de colores o por alguna transparencia. En fín, lo que tiene estar enamorada del gine que en vez de decidir que top te favorece más para cuando lo veas el viernes noche en algún bar, tienes que abrir el cajón de las bragas y dilucidar cuales pegan más con el hilo de los puntos y con la sábana de la camilla de la clínica. Cómo explicaros lo estresante que se está volviendo mi vida...

Y hablando de todo un poco y en especial de mi último monotema, ayer me llamó el arreglapotorros. Más mono....................................................

Uy lo siento! que estaba limpiando el teclado!! Es lo que tiene escribir cuando estás enamorada, que se te va cayendo el hilillo de baba por todos los laos.

A lo que iba, que me llamó para darme los resultados del análisis (todo perfecto, vamos que venía a confirmarme que soy endométrica). Vió tan nerviosa a mi mae que llamaba para que supiera que todo está bien y no tuviéramos que esperar a cuando fuéramos por lo de los puntos. Pero como se puede ser tan mono!!!
Se que me habeis oido decir muchas veces que X (o Y o Z o alfa, bueno sí, vale ,que soy de tendencia enamoradiza) era el hombre de mi vida pero esta vez es verdad, es tan,tan,tan mono.....................(burbuja, coño que ya estamos otra vez babeando).
Por lo demás, fenomenal.
Mañana os cuento como progresa mi (nula) relación.
PD: Picando puertas por la red me he encontrado con nuestras medias naranjas. Cómo no se nos ha podido ocurrir?


1 comentario:

la maru dijo...

Chiqui, no se te estará yendo la mano con esto de ir al ginecólogo? Tú estás segura de que tenías algo que quitarte de ahí dentro? No será una nueva estrategia de ligue eso de operarte, y aquí toas preocupadas por tu potorro?
Oye Tú a por todas, claro que sí, vamos a desaprovechar oportunidades de encontrar al tipo que nos saque de trabajar. Que si es ginecólogo de una privada mejor que mejor.