16 noviembre 2006

NAVIDAD I

Por el amor de Dios…
No hemos entrado en el invierno y ya sentimos la amenaza de las Navidades.
Y digo yo, ¿quién tuvo la genial idea de inventarse esta festividad? ¿Se aprobó por referéndum popular o fue proclamada de forma autoritaria por el Corte Inglés? Seguro que fue la Iglesia con sus estupendas ideas.
Ya sé que habrá tiempo suficiente, de aquí a Reyes, para hablar del "temita", pero es que ayer recibí la típica revista buzoneada, de uno de los típicos comercios, que venden los típicos juguetes de Navidad y demás regalos de Navidad. Que los juguetes y los regalos no deberían ser "de Navidad" sino de las personas y en cualquier época del año.
Y qué me decís de ese saber estar, esa alegría y esa felicidad que todo el mundo debe irradiar esos días, sin que quepa el mal humor, la tristeza o el odio. Y si realmente la Navidad consigue transformar a los humanos en esos seres tiernos y dulces como winnie de pooh, porqué no instauran una Navidad perpetua y acabamos así con los corruptos, los psicópatas asesinos, los maltratadores y otros sujetos varios.
En fin… que vayan con el cuento a otro que yo no estoy de humor.


La maru.


3 comentarios:

burbu dijo...

Di que si. Yo, el espirítu de la Navidad personificado durante aproximadamente 26 años de mi vida ya llevo unos dos que me estoy empezando a hartar.
De hecho el año pasado el mejor día fue las 36horas por los bares. No llego a tener ese día y pa qué.
Pero bueno, no todo es malo, tienes vacaciones, te regalan cosas que no necesitas y jamás usaras y sobre todo tienes todo las vacaciones para emborracharte tantas veces como quieras sin que nadie te lo reproche

Anónimo dijo...

Bueno visto así! Menos mal que estarás por aquí esos días y así me alegrarás la vida...
Un Beso guapa.
Seguiré transformando mi rabia-navideña en pequeños coments en el blog.

Con las Mismas dijo...

rabiaaaa, eres una cascarrabias, jejeje, cuidate guapa!