03 agosto 2007

Y ADEMÁS DE PARA EL SOMBRERO SIRVE...

El aburrimiento hace estragos cuando tienes tiempo libre y no lo puedes invertir pasándolo en grande en alguna playa caribeña. Así pues, me he dedicado a hacer un cortar y pegar acerca de diversos inventos o descubrimientos que, al menos a mí me parecen alucinantes. Claro que yo no tengo mucho mundo y me quedo absorta ante cualquier bobería. Podeís informarme de aquellos con los que realmente os quedaís pillados.

P.d. los comentarios en cursiva son de cosecha propia, podéis obviarlos si queréis.


Los agujeros de los Donuts: el gran invento. Cantidades y cantidades de masa de bollo ahorradas para hacer más Donuts.

El hula hoop es un juguete en forma de aro (o anillo gigante) que fomenta la actividad física. Se gira alrededor de la cintura o de otro miembro (esto ya, a elegir, según la torpeza de cada uno).

Frisbee es una marca registrada de la compañía de juguetes Wham-O, el término se utiliza a menudo genéricamente para describir los discos voladores (la descripción podría incluir hasta los típicos discos con luces des-conocidos como OVNIS).

Pajas: (DE BEBER) Canuto delgado, generalmente de plástico, para sorber líquidos. (Obsérvese la variedad de colores y la mejora del producto incorporando una parte flexible para facilitar ingerir la bebecuca)

La rueda: La rueda permitió la invención del carro y del torno del alfarero, lo que revolucionó el transporte terrestre (y el aéreo, no?) y la producción de cerámica. Al desarrollarse los nuevos modos de vida los hombres tuvieron más tiempo para pensar y para desarrollar inventos que les facilitaran la vida. Las sociedades urbanas dieron otro gran paso con el descubrimiento de la metalurgia y la invención de la rueda y el arado.

El calendario: (esto más que un buen invento me parece que aquellos que lo inventaron tenían muy mala leche) Los habitantes de la región Tigris-Eúfrates elaboraron un ciclo de 19 años, algunos de los cuales tenían 12 meses lunares y otros 13 (vamos que no les cuadraban mucho). Este ciclo comprendía los años con sus estaciones (que seguramente serían 7). Este calendario lunar fue adoptado por los griegos y los judíos, y todavía se emplea como calendario litúrgico judío. Los egipcios, no se basaron primariamente en la luna, para ellos el hecho anual importante era la crecida del Nilo (tóma como que dependían de ello para comer todo el año). Los sacerdotes encarga­dos del regadío estudiaban el nivel de las aguas día a día, y de esta manera fueron descubriendo que, como promedio, la crecida sobrevenía cada 365 días (es alucinante o no!). Éste era también el tiempo que empleaba el sol en completar un circuito apa­rente del cielo en relación a las estrellas. (Qué tíos más listos)

La brújula: En el siglo VI a. J.C., se descubrió que cierta clase de mineral atraía el hierro. Fue hallado en Asia Menor, se llamó piedra de Magnesia, y el fenómeno se deno­minó magnetismo y fue estudiado por Tales (y cuales) (585 a. J.C.). Más adelante se descubrió que si un fragmento de hierro o acero se frota­ba con el mineral magnético (imán), quedaba magnetizado (imantado). El tér­mino español imán procede del latín que significa “piedra dura”. Se descubrió que si se permitía a una aguja magnética girar libremente, siempre señalaría en dirección Norte-Sur. Los chinos (que por aquella época se aburrían mucho) fueron los primeros en percatarse de esa pro­piedad. (Impresionante)

Máquina de coser: (Si no la habéis utilizado nunca, sé que no os va a parecer un gran invento) La idea de una máquina de coser era bastante natural, pues ya existían desde hacía tiempo ingenios que trazaban dibujos en el tejido sirviéndose de patrones. De lo que se trataba era de fabricar una máquina lo bastante pequeña y cómo­da para uso doméstico. Tras una serie de prototipos malogrados, fue inventado por el norteamericano Elias Howe (Cómo no! Tenía que ser Yanqui) (1819-1867). En 1846 obtuvo una patente de su invento, en el cual el ojo de la aguja estaba situado cerca de la punta. Empleaba dos hilos, y las puntadas se efec­tuaban mediante una lanzadera. (Vamos igualita que las de ahora pero sin pedal ni motor).

El lápiz: En 1564 se descubrió el grafito, en Cumberland, (Inglaterra, cercana a la frontera con Escocia). Esto permitió la invención de los lápices de grafito, que se introdujeron en Francia, en la corte de Luis XIII. (Qué diréis de las raquetas de grafito, de la utilidad que tienen los lápices para recogernos el pelo, rascarnos la orejilla, …vamos, vamos, un sinfín de utilidades).


4 comentarios:

burbuja dijo...

Yo siempre votaré por el señor que inventó la cremallera y el de la fregona (este ha tenido unos cunatos más que no recuerdo.
Me parecen unos inventos que son simples en sí pero alucinantes y fantásticos por otra parte.

kaktus dijo...

Los Támpax. Honor y gloria a quien los inventó.
Y las gafas. Y las lentillas.
Y a los que destilaron los primeros licores. Y a los que inventaron los anticonceptivos.

burbuja dijo...

oh si! los tampax! y los salva slips para tangas! los alambiques! y el antalgín!

la maru dijo...

Vaya! debería haber hablado con vosotras antes de aventurarme en el maravilloso mundo de los inventos. Ande va a parar... los tampax y el alambique no sé como se me han olvidado.