24 agosto 2007

CO.LECCION.ANDO

Alucinada me quedo cada vez que llega septiembre y aparecen los coleccionables.

Nunca he llegado a completar uno, aunque he de decir que en mi vida me he sentido interesada por dos. El primero era érase una vez el cuerpo humano del que sólo me interesaba el muñeco que regalaban y que tuve que dejar a mitad porque mi madre dijo que si no me leía los libros no seguía comprándolo. A mi personalmente, los libros me parecían una solemne estupidez así que me quedé con un muñeco al que le faltaban la mitad de los órganos.

El segundo que me interesó, esta vez siendo más mayorcita (tanto que ya era yo la que los pagaba) fue uno de juegos de ingenio, nunca llegué a completarlo. Primero porque algunos juegos no merecían la pena, segundo porque a mi es imposible motivarme con una meta a 9 meses o lo tengo todo en su momento o termino por aburrirme soberanamente.

Por eso no entiendo cómo estas cosas dan el suficiente dinero como para que lo sigan repitiendo año tras año. Que si el ajedrez de Harry Potter, que si construye tu propio modelo de avión de la segunda guerra mundial y los mejores de todos: dedales y zapatos de tacón en miniatura, luxury perfums o relojes de pared en miniatura.

He estado pensando y se me han ocurrido otros igual de estúpidos pero que ya puestos también pueden interesar a alguien:

"Mantos de Virgen". Este según la zona podría variar de virgen que si la Pilarica, que si la Macarena, la Almudena, pa todos habría. Inevitablemente debería incluir una estantería y un bono de limpieza en alguna tintorería cercana a tu casa. Este podría lanzarse una vez cada dos años para poder combinarlo con el de "sombreros portados hasta ahora por Ratzinger".

Siguiendo la temática religiosa; podrían hacer también un "construya su propia virgen/cristo". Por supuesto debería llevar peana y hasta nazarenos en miniatura pa poder sacarlo en semana santa por el pasillo de casa. Un último capítulo en el que regalaran un CD con saetas sería lo más.

En libros para los niños podrían sacar una colección de "Supera tu propia Aventura" en el que enseñarte cómo conseguir sobrevivir en la vida con la inestimable ayuda de los demás. Por ejemplo, en el caso de las chicas hasta que altura es conveniente/prudente subirte la falda cuando se te ha pinchado una rueda o necesitas poner cadenas para que un amable conductor pare y lo haga por tí; en el caso de los chicos cómo aprender a cambiar una rueda o poner unas cadenas.

En idiomas y puesto que nadie al final termina por aprender un idioma a base de coleccionables, deberían hacer un coleccionable en el que cada semana hicieran el capítulo 1 de cada idioma del mundo, "Salude fluidamente al mundo". Todos iguales así podrías decir "los huevos me gustan poco hechos" con la misma fluidez ya fuera en ruso, árabe o chino mandarín.

A la hora de pensar en coleccionables es impensable olvidarse de las muñecas de ayer y de hoy, de las de porcelana, de las de trapo, de los vestidos y de las madres que las parieron. Desde aquí proponemos las "Muñecas del Tomate". ¿Acaso no hay algo más entrañable que qué tu hija venga corriendo a recordarte que hoy sale Malena Gracia en el kiosco? ¿Y Yola Berrocal, y Belén Esteban?. Este como colofón y para educar a tus hijos en la libertad, igualdad y blablabla debería traer una imitación a escala muñeca de Carmen de Mairena. Con peineta.

Nada de repetir Heidi, la Abeja Maya o Verano Azul, el coleccionable de DVDs no debería ser otro que las mejores imágenes de personas de la política/cultura de ayer y de hoy. Ese bonito recuerdo de Fraga en Palomares, el famoso vídeo de Pedro J y el el liguero e incluso aceptaríamos como personaje de cultura a Paris para poder tener alguna imagen sobre su apasionante estancia en la cárcel. Lo bueno de este, es que cogiendo los videos más vistos de youtube te has solucionado unos cuantos fascículos.

No hay casa de coleccionable que no presente uno en relación con la cultura, que si la segunda guerra mundial, que si los impresionistas, ... Nada, no habría nada más interesante que un bonito coleccionable sobre lo que realmente nos interesa, los dimes y diretes. Un coleccionable de cotilleos varios sobre personajes de la historia / cultura del siglo XVI al XIX sería realmente vendible. Especialmente si tenemos en cuenta que un cotilleo es en un 75% mentira y esta gente está lo suficientemente muerta como para no preocuparse en desmentirlo.

Y ya para terminar desde aquí envío una sugerencia a los bares. Asignen una botella a cada uno de sus clientes más asiduos, y véndales que cada trago no es más que un coleccionable, que en que acaben la botella se la pueden llevar a casa. Se lo digo, se forran.

Máma perdoname por tirar esos bonitos libros de pintura que tienes en la estantería, pero es que tengo que hacer hueco. Hoy es viernes.


2 comentarios:

Mai dijo...

Yo soy adicta a las revistas que regalan cosas.

No lo puedo evitar.

Ahora mismo me he hecho con una que regala un bolso que sé que no voy a llevar...

Tb colecciono mini cajitas ( la ultima vez que las censé tenía unas 110..., así que la mayoria las tengo guardadas en una caja )...

Lo de coleccionar, es un rollo porque mi novio sabe que me tiene que prohibir comprar mini cajitas cuando nos vamos de vacaciones.

Ademas práctico FengShui y es incompatible con guardar cosas inútiles.

Mai

burbuja dijo...

yo la adicción a las revistas las tuve hasta que cambié de piso y me quedé con un cuarto en el que no cabemos más que yo y el mobiliario básico.
respecto a las cajitas, espero que no seas alérgica al polvo y tengas muuuucho espacio. Yo coleccionaba gomas de borrar, tajadores (sacapuntas) y entradas de conciertos. Ahora sólo mantengo lo de las entradas (que ocupan poquito)