11 agosto 2007

LAS JUANIS

El otro día en la Laurentina (recinto de las Peñas) tuve una revelación, así, en grande, y entendí la verdadera dimensión de la película La Juani. No es sólo una película. No es fantasía. Existen. Y no una. Miles. Y en Huesca también hay.

Con la Burbu somos tan, tan animadas que nos metimos en el concierto de los chavalillos de Pignoise, que, por lo que pude entender, son como los Hombres G, pero de ahora mismo, momento actual. Con esas bonitas rimas pecado-tirado, o letras tan profundas como “sé que todos me odiáis, arded en el Infierno”. Por lo visto, al Infierno éste tendríamos que ir (sabéis que me gusta planificar con tiempo mi salida de éste nuestro infierno cotidiano):

a. Con los medio tacón de aguja de las Juanis
b. Con las bambas Converse de sus Yonahs

Lo que más ilusión te haga.

Fue, como digo, revelador. Una va al Bershka o al Straordinarius y siempre te da qué pensar. Yo, concretamente, pienso: “¿quién coño se pondrá ésto? y “¿por qué alguien querría, voluntariamente, vestirse así?” (soy polivalente, puedo pensar varias cosas al mismo tiempo, viento). Las Juanis. Las Juanis se visten así. Hasta para ir de fiestas. Hasta para ir a las peñas. Ya no se lleva el blanco ni el verde. Se lleva el negro, las rayas y el fucsia. Todo junto. Uniforme-tipo básico: mayas piratas, minifalda vaquera encima, tacón de ese raro y top de esos mengüantes. La pañoleta verde se la cuelgan del bolso baguette, que suele tener reflejos plasticosos.

Las que lo sufren, desde mi punto de vista, no son las madres de las Juanis. Son las peluqueras de las Juanis. Porque a éstas chicas no se les mueve un mechón. Flequillos perfectos, milimétricamente cortados. Cada pelo, una largura y un tono (qué barbaridad lo que se ha avanzado en tintes), y cada largura en su sitio. Por cierto, aviso para navegantas: ha vuelto la orquilla. Para sujetarte el flequillo y hacerte tupé. Ha vuelto el tupé también. Qué afortunados somos.

En buena lógica, a Las Juanis éstas deberían gustarles la Mala Rodríguez, la Excepción y esas cosillas macarreras que también le gustan a Burbu. Pues no. Las Juanis de la Lauren bailaban Paquito El Chocolatero con una dedicación encomiable. Con pasión. Desde lo alto de sus tacones y desde lo plano de sus manoletinas. Y luego berreaban (las Juanis tienen buenos pulmones, o poco dinero para tabaco) también con furia la mítica canción de Ixo Rai. Las Juanis son una caja de sorpresas. Os lo recomiendo como experiencia sociológica. Son tan radicalmente distintas de lo que nosotras fuimos y, en sus dinámicas, en sus conversaciones, tan idénticamente iguales a nosotras, que observarlas es apasionante.

Eso sí, te sientes más que mayor. Te sientes obsoleta. Fuera de catálogo. Expired.

P.D: ¿A la Selectividad también van vestidas así?


8 comentarios:

burbuja dijo...

Se te han olvidado dos características de las Juanis:

Las Juanis cuando bailan te piden perdón con antelación por si te van a dar. Había mucho joven pero mu bien educado.

Las Juanis en el baño se vuelven unas kinkis y yo no vuelvo a esos baños sino es con algún tipo de arma defensiva encima.

pd. que pena que los críos de ahora luzcan sus mejores galas de colores en vez de los blancos pantalones viejos.

Peibols dijo...

Brutal!!
Sois grandes. Casi tantos que pareceis gays, fijate lo que te diga.

A mi me da rabia que se pierdan las costumbres de la camiseta blanca y los vaqueros rotos y se pase a queremos ser zaragozanasas con esos flequillos que empiezan por debajo de la oreja.

Oyes que digo que si habeis conocido al HombreRe, bien nos podríamos juntar a rajar de estas juanis y estos hansels, no?

kaktus dijo...

Bueno, y lo peor de las Juanis: Te tratan de usted.

Peibols: Cuando menos te lo esperes, allí donde jamás esperarías encontrarnos (empieza por C...)... te invitaremos a una cañita.

OaBy dijo...

¿Pero estas llegan a la selectividad? Yo creo que se quedan poniendo perchas alos trapos del Zara reduced

HombreRevenido dijo...

El fucsia es muy laurentino (en plan daltónico).
Qué gran análisis descriptivo. Ha sido como ver "El hombre y la tierra".

Peibols dijo...

La Burbu se había ido a dormir, la tía perra.

burbuja dijo...

Peibols, la burbu estaba mu malita y o se iba a dormir o le iban a empezar a entrar sudores fríos. Aún quedan días para encontrarnos, no?

hortelana dijo...

jajja - Buenísimo lo de las Juanis!

También las vimos y bailan con cuidado de que ningún complemento, ni ningún mechón se mueva de sitio...se colocan hasta las tetas en medio de la canción!!

Felicidades por el blog, me he echado unas buenas carcajadas.
Volvere a por más.