20 agosto 2007

El descanso es así.

Dos días en casa y lees, escuchas música, limpias cristales, duermes tantas horas de siesta que no llegas a despertarte el resto del día, y sobretodo, ves tele.
Pones unas pelis y, claro está, pones la tele por una absurda tentación de ver anuncios. Porque en la tele no hechan nada pero en lo referente a anuncios, anda que no hay!
Y con la empanada que llevas, después de dormir 3 horas de siesta, ves ese anuncio que te hace pensar:¿Qué pasa que no hay ningún tío excepto Coronado que sufra de estreñimiento? A mí este hecho en concreto no me preocupa puesto que las tías que salen en el anuncio de esos "yogures liberadores" están tan estupendas que te dices: si ellas lo sufren que deben tener una vida muy poco sedentaria, tal y como muestran sus pantalones fruto de 6 horas diarias de aerobic, cómo no voy a sufrirlo yo que me muevo menos que los ojos de Espinete.
Y debe ser cierto. No he conocido a un sólo tío que le duela la barriga por este motivo.
Eso por no hablar de los anuncios de "detergentes que cuidan el color de tu ropa más delicada". En estos anuncios ya hacen bien eligiendo a las féminas como reclamo publicitario. Acaso, ¿hay algún hombre al que le preocupa lo de separar la ropa por colores? Sólo se les plantea la cuestión cuando empiezan a vivir con una componente de las spy girl o similar, que vista de fuxia y acaben todos sus calzoncillos rosas. Hasta ese momento todos los hombres son daltónicos. Y hacen muy bien, dí que sí. Tanto jaleo por unos colores de nada! Si total luego no sabemos combinarlos.
Pues así, un sin fin de publicidad.


7 comentarios:

Peibols dijo...

José Coronado es un cagao y fin.

Yo soy más de Indasec. Dónde esté mi Conchita Velasco diciendo que sí, que ella cuando se rie muy fuerte, se le escapan unas gotetas de pis.
O cuando estornuda.
Eso es veracidad y no lo de Coronado.

A mi la temática de los colores me preocupa mucho.
Por que tengo los ojos demasiado bonitos (los tres) y necesito que mis colores sean radiantes para que así me favorezcan.

Y un respeto por las Spice que aún quedamos muchos fans.
Además las Spice nunca fueron de fucsia ni con medio tacón.
Ni con bailarinas/maripis.

Tito dijo...

Ya puestos a mencionar anuncios de detergentes nombrar a la tía que viene del futuro para limpiarte la ropa... es que no tiene nada mejor que hacer?? a mi de ser ella se me ocurriría pasar por el peluquero por que vaya pintas... pero weno.. quien nace pa limpiar nace pa limpiar

P.D: De verdad aún quedan fans de las spice girl? carai... pensaba que con el cambio de moneda estas cosas ya habían pasado a la historia...

la maru dijo...

peibols ya siento lo de tus pérdidas! jajaja
No recuerdo si vistes colorido pero lo de tus ojos es cierto, menudos ojazos tienes guapo.

Javier Cid dijo...

Yo si que divido la ropa por colores: la divido en "camisetas marrones" y "camisetas no marrones". NO tengo camisetas marrones, por lo que si alguna alcanza esa tonalidad es que llega la hora de mandarla al cubo de la ropa sucia (si... conozco ese cubo, y es más... lo utilizo).

En cuanto a las Spice Girls.. recuerdo cuando teniamos 15 años y las chicas de clase traían la cinta para enseñarla a todas las demás y nosotros nos deleitabamos con las fotos que aparecian en la caratula despegable... que extraña locura nos empujaria a mirar aquella caratula??? (ah, si... eso que llaman testosterona).

Besicos.

la maru dijo...

Ya tienes razón, tito. Lo de la tía del kalia roza lo absurdo. Acaso necesitan la blancura inmediata en el espacio exterior?

la maru dijo...

Ropa marrón y no marrón? Lo tuyo es ser práctico chaval. Si tienes cubo de ropa sucia has entrado en la tercera fase. Lo siguiente es separar las coladas de zapatillas deportivas, etc, de las toallas y demás ropa.

Peibols dijo...

Es que me viste vestir laurentino y claro, no molo tanto.

Respecto a las Spice... que fuerta me parece.
Tendré que autorpomocionar unos post míticos que hice sobre ellas.
Que revival es todo.
Primero Bunbury y ahora Geri.
A ver si me tocan las entradas para ir a verlas a Madrid.
Que me sé todas las coreos.

Pero no tuve amigos gays con los que hacerlas, claro.