19 agosto 2008

Post-SanLorenzo: martes

Qué pereza me da. Otra vez contando las nuevas sensaciones que nos dejó un San Lorenzo, más.
Paso. No pienso hacer el resumen. Si os lo habéis perdido pues…lo siento mucho. Así el año que viene, no estaréis de picos pardos y os plancharéis las pañoletas el día 8, para no perderos nada.
Lo que sí os puedo contar es el resultado.
Tengo un jet lag como si hubiera ido a Australia y hubiera vuelto unas diez veces esta semana. Cuando tengo que dormir tengo hambre y cuando tengo sueño me tengo que levantar. Un caos. Eso por no hablar de que la casa se me ha quedado, como el estómago, hecha un asco. La ropa?, blanca. Gracias. Creo que el anuncio de Kalia-Oxiaxion-poder-blanqueante es el único spot publicitario que funciona (al menos contra las manchas de vino tintado del Eroski). El tendedor todavía tiene tintes blancos y la plaga de pañoletas que sufre mi piso va acabar conmigo. Deberían haber inventado un insecticida para estos casos. La nevera?, vacía. Gracias. No queda comida pero alcohol tampoco. Estoy orgullosa. Nosotras nos los comemos y nosotras nos lo bebemos. El problema es que no tenemos medida. El monedero?, también vació. Gracias. Ayer salí del trabajo para tomar un café y no llevaba ni un triste euro. Claro que realmente lo que me apetecía era un cacique-cola. Un caos, ya os lo he dicho.
El próximo año no salgo en todo el San Lorenzo. Me iré a un retiro espiritual. O físico. Ja, ja.
Por lo demás, ha sido impresionante, excitante, embriagador, divertidísimo y, tan caluroso como fresco.


10 comentarios:

Susana Navarro dijo...

Nena, no te preocupes... yo he perdido una cerveza dentro de mi casa... espero poder llegar a encontrarla algún día... ya que tengo la seguridad absoluta de que la introduje en la nevera o... ¿quizás la metí en la bañera?... o ¿quizás está entre todo el amasijo de ropa que hay pa planchar y recoger?... o ¿quizás me abandono por sentirse demasiado sola en la nevera?... Ya ves, todo esto sin tener resaca ni na... último año que me pillo vacaciones para SanLoren (por aquello de los daños colaterales)

HombreRevenido dijo...

Lo importante es no parar. En cuanto el organismo frena viene toda la desesperación de golpe.

Pero también vienen párrafos como el último, tan caluroso como fresco.

la maru dijo...

Cómo se puede perder una cerveza? Alguién se la habrá bebido, no? No me asustes que bastante tengo con la desaparición de los calcetines,,,jajajaja

Susana Navarro dijo...

Maru, el misterio de los calcetines es sencillo... la culpable siempre es la lavadora, pillate el destornillados y empieza a desmontar como una posesa... de seguro que los encuentras.
En cuanto a la cerve, estoy empezando a sospechar que la niñalCubitos ha pasao por casa... ¿no me dijiste el otro día que la viste algo entonada?

la maru dijo...

Hombrerevenido, por suerte he parado, si no, me veo en alcohólicos anónimos (que como no me conoce nadie...) Válgame la soledad!

Dina, yo te conté eso? Iría atascá de copas, no?

Susana Navarro dijo...

Venga, tonta, ahora no disimules... que sois íntimas, jajaja

karlos dijo...

Acabas de reflejar la realidad de la mayoria de los oscenses. No me queda nada para nada gracias.
Esta semana me alimento de verde, verde verdura que a mi cuerpo le hace falta purgarse.

la maru dijo...

dina, hombreporsupuesto. La flamenca y yo, de toda la vida hemos hecho migas...

Karlos, tú sí que sabes. Verdurita, gazpacho, fruta fresca y líquidos para que, los riñones y el higadillo al Jerez, se recuperen.

Susana Navarro dijo...

Maru, que no metenteras... has de dejar de ir tanto por según que entidad bancaria, jeje... que además de ser íntima con la flamenca lo eres de la Niña del Cubitos... ¿ahora? ¿ya metasenterao?

Dani dijo...

Jo Maru, veo que los San Lorenzos han sido duros. Espero que ya que ha terminado con tus existencias alimentarias y monetarias por lo menos haya sido divertido. Aunque seguro que hubiesen sido mucho mejores si hubieses ido al concierto de Barón Rojo.
Oye de verdad el Kalia Oxihostias Power ese quita el vinacho del Eroski? Porque tengo una camiseta que ya iba a pasar a ser trapo para limpiar cristales (aunque no los limpie nunca) y con esta noticia le has dado la esperanza de volver al armario.