26 julio 2007

DE VUELTA (2)

Sigo sin poder cerrar la boca del asombro: hay mandos a distancia hasta para las máquinas de tabaco de los bares. Increíble. Es una idea muy, muy rara. En nuestro bar de costumbre, la camarera se ha quedado algunos minutos viendo cómo yo intentaba meter las monedas sin éxito. Luego ha venido con el mando. Lo repito: increíble.

En mi casa el teléfono produce una sintonía distinta según quién llame. No están muy actualizadas y la mayoría, no sé por qué, son villancicos. Yo ya me he pedido “Hacia Belén va una burra”. Será guay, llamar desde la piscina y que a mi madre le suene en su salón “Hacia Belén va una burra”. Espero que haya un politono.

Ahora tengo un móvil que también produce cienes y cienes de sonidos distintos que, como imaginaréis, no percibo entre tanta sintonía externa. Mi nuevo móvil tiene altavoces. Y cámara de fotos. Y libro de instrucciones, gracias a Dios, porque a mí un cacharro que sabe hacer más cosas que yo no me da mucha confianza...

Ya me han hecho mi primera encuesta callejera. De verdad. Sobre el mítico cartel del fiestas. Por llevar la contraria, me he manifestado favorable al cartel que, como ya expresé anteriormente, me toca un pie. Pero así apoyo al pobre mozo, que tiene que estar hundido en la miseria con el club de antifans que le ha salido.

Aquí nadie habla de gente a la que le faltan partes del cuerpo o de niños que no pueden dejar de toser. Aquí se habla de hipotecas, de bodas y del puto cartel.

Aconejada estoy.

Y no por nada, Burbu, yo con las grapas soy una reina.


10 comentarios:

OaBy dijo...

Pero cuánto tiempo has estado fuera, criatura? Como puedes ver, en este mundo orgulloso los problemas básicos se han sustituido por minucias vanales, y se nos hace un mundo si se nos agota la batería del móvil o perdemos un metro. En ello va nuestra propia vida.

kaktus dijo...

Ha sido sólo un año, pero de verdad, me parecen siglos de los siglos. Lo bueno, mira por dónde, es que ahora... puedo escribir comentarios!!!

buffy dijo...

Todavía me estoy riendo con lo de la máquina de tabaco, tendríais que haber visto su cara, fue el mejor golpe del día de ayer, y os aseguro que hubo muchos...

Pitxi dijo...

Parece como si hubieras dado un salto en el tiempo, y te encontraras en el futuro donde la gente evita el contacto con los demas a base de mandos a distancia, dentro de otro año, relaciónes sexuales a traves de un mando wifi de play.

por cierto Oaby, a mi cada vez que se me acaba la bateria del movil me entra una alegria, el saber que estoy incomunicado me da un buen rollo Jejeje

la maru dijo...

Ostras ! Pitxi me pones los pelos como escarpias! Sexo sin tacto ni contacto? Por dios que guarrerías. Por favor Que me quede como estoy.

burbuja dijo...

Oaby, miente. Ha estado 3 años (viniendo un mes por vacaciones eso sí).

Reina de las grapas me gustaría haberte visto con el mando del tabaco y encima estas cabronas seguro que se quedaron ahí riéndose sin decirte nada. Furcias!!

Y con el mando ese que es lo que hay que hacer pitxi?

e.m.t. dijo...

Bienvenida a Hu.

Es maravilloso ver como estas disfrutando de todas estas pequeñas cosas, que el resto de los mortales ni no las planteamos.

la maru dijo...

Burbu nosotras estabamos en la barra muy muyyyyy lejossssssss de la máquina de tabaco. Por cierto con quien andas pa tener ese vocabulario tan selecto (¿furcias?) que una cosa es estress y otra estos modales, niña!

Ender Muab'Dib dijo...

Jajajaja, me ha encantado lo del mando de la máquina de tabaco. La escena tuvo que ser para verla, ahora que ya todos hemos asumido ese pequeño detalle y nos parece lo más normal ir a molestar al camarero para que active la dichosa maquinita.

Y bueno, lo de los teléfonos... ya existía hace tiempo... :P

En fin, parece que va a ser divertido hasta que te acostumbres de nuevo al siglo XXI. Espero que nos sigas contando tus impresiones.

Estoy pensando que ya verás tú cuando veas que el símbolo de Huesca ya no es San Jorge a caballo...

¡Saludos!

buffy dijo...

Pues sere furcia, pero esa carita de:¡¡No entiendo nada!!! fue genial.