09 mayo 2007

MEMORIA SELECTIVA


Una de las cosas que más me obsesionan (después de la comida) es la arbitrariedad de la memoria, es decir, los criterios libres y a veces fuera de nuestro control que utiliza nuestra memoria para almacenar información. Mi madre, en su línea, siempre me dice que es una cuestión de interés, que lo que te interesa más es lo que primero recuerdas (para mí madre, la mayoría de las cosas se resuelven o poniendo más interés o andando con la espalda más recta). Y no, no es así. Por ejemplo, soy capaz de recordar el nombre y apellidos de la prostituta con la que pillaron a Hugh Grant (Divine Brown) en un coche hace casi diez años y, sin embargo, como bien sabéis, nunca me acuerdo de los cumpleaños de la gente que más me importa (incluida mi madre y mi padre, en lo que va de este año).

Debería ser un criterio de utilidad. Lo que más te sirve, es lo que mejor se te queda en el cerebro. Y una vez más, fiasco. Porque esto no explica por qué puedo acordarme perfectamente del nombre y apellidos de la actriz que interpretaba a Jo Reynolds (os he pillado, la fotógrafa que estaba liada con Jake de Melrose Place), bueno, pues puedo recordar a la susodicha actriz (Daphne Zuñiga) y soy incapaz de acordarme del nombre de más de cuatro ministros del gabinete de Aznar, información que, dada mi profesión original (me refiero a la de antes del África) me sería mucho más útil.

Hay gente que sostiene que todo se basa en las emociones. Lo que te emociona, se te graba, y lo que no, a la papelera de reciclaje (sólo que sin posibilidad de reciclaje). Tampoco me lo creo. Muchos de los momentos más felices de mi vida han quedado reducidos a un puñado de recuerdos asociado a algunas fotos en el mejor de los casos. Y, sin embargo, recuerdo con toda claridad los nombres de las tres niñas de Alcásser, Miriam, Toñi y Desiré. Recuerdo también que al padre de Miriam, años después del suceso, lo investigó Hacienda porque se había quedado con algo de pasta que la gente le había dado (sinceramente, yo no sé por qué la gente la había dado pasta. Se le había muerto una hija, no había perdido su casa en un tsunami).

Es una cosa que me da mucha rabia. Acordarme, por ejemplo, de los nombres de los hijos de Nicole Kidman y Tom Cruise (Isabella y Connor) y no acordarme de casi nada de toda la Historia que aprendí cuando trabajé en Guatemala. Porque las chorradas del marujeo y el celuloide me hacen quedar como una superficial, mientras que, si yo consiguiera acordarme con fidelidad de al menos el 50% de las cosas que estudié en la Universidad (y eso que me gustaba estudiar), parecería una persona mucho más culta, amén de más sana mentalmente hablando.

Ejemplos de chorradas que guardo en la memoria, así, a bote pronto:

  1. Poesía católico-escolar del mes de Mayo: “Como soy tan pequeñita y tengo tan poquita voz, solo me atrevo a decir ¡viva la Madre de Dios!”
  2. Fragmento de la obra de teatro que representé en Quinto de EGB: “Cuando vivía entre los hombres me llamaron así porque aprendí a conformarme con lo que tenía, sin pedir nunca nada. Pero ahora, desde el puesto que ocupo, puedo ver a mucha gente que pasa hambre y necesidad. Créeme que si yo hubiera sabido que ocurría esto en mi reino, habría dedicado mi vida a hacer felices a los demás. Pero ahora ya no puedo. Es demasiado tarde”. La obra en cuestión era El Príncipe Feliz.
  3. Además de las princesas Sara y Beatriz, hijas del Príncipe Andrés y Sarah Ferguson, la otra única prima chica de los príncipes Guillermo y Harry de Inglaterra es Zara Philips. Bueno, esto si exceptuamos a la hija de Shopie Rys Jones y Eduardo de Inglaterra , que tiene ahora unos tres años.

Ejemplos de cosas verdaderamente útiles que no consigo retener:

1. El número de teléfono de mi casa actual (no, no ha cambiado en los últimos dos años y medio). De hecho, los únicos números de teléfono que me sé, aparte del de casa de mis padres (el mismo desde hace 20 años) son los de Burbuja y de mi abuela.

2. Cumpleaños, aniversarios y fecha de caducidad de mi permiso de residencia (este pasado febrero estuve a punto de tener que salir del país)

3. Contraseñas varias (Visa, correo electrónico, suscripción a diarios digitales...)

4. A la hora de rebozar, ¿la carne se debe de pasar primero por el huevo o por la harina?

5. Ridículo, lo sé, pero ¿el apéndice está a la izquierda o a la derecha? Siempre me hago un lío. Y a veces me pego cada susto...

Vamos que la conclusión es que tengo la cabeza llena de chorradas (ojala fueran pájaros, que al menos se pueden meter al horno). Chorradas que la mayor parte de las veces no me interesan y que nunca me sirven para nada. Mi memoria es una mezcla entre el Tomate, el Cosmopolitan, la Fotogramas y el Libro Gordo de Petete. Toma ya referentes intelectuales. Y, a pesar de que lo leí con ganas y me gustó, no puedo acordarme con precisión del argumento de Madame Bovary. Y me gustaría, porque es una cosa que queda súper culta en mitad de una conversación, tipo:

_ Hola, ¿cómo estás?

_ Bien, hoy me siento bastante Madame Bovary.

Así debería ser yo. Un pozo de cultura y clásicos. Y no un batiburrillo de cotilleos y basurillas humanas.

La memoria, qué gran enigma.

(Esto era para acabar así, profunda, tipo Madame Bovary. Si es que Madame Bovary era profunda, que tampoco me acuerdo muy bien...)



16 comentarios:

burbuja dijo...

Por partes:
te has olvidado de otro clásico de tu madre: eso es porque no te has puesto las plantillas.

GRACIAS! por acordarte de mi número, me has emocionado.

no te engañes, tu madre tiene razón. es por interés porque no nos engañemos te interesa más saber la comida que le han dado en la carcel a la Pantoja que los cumpleaños de la gente (vamos, reconócelo te vamos a seguir queriendo igual)

se puede saber que cojones haces leyendo Madame Bovary cuando podrías estar viendo el Tomate, que una vez más, sí te interesa?

vuelve!!! aunque probablemente te hayas olvidado del cumple de la maru (ya ves, confianza que tengo en ti) te seguimos queriendo igual que siempre

la maru dijo...

No eres la única que tiene un don especial para acumular chorradas en la cabeza.
Lo mío son los números. Recuerdo todos los números de teléfono fijo, todos los códigos de barras del Erosk, todos los códigos de las tarjetas(hasta de las tarjetas de mis exnovios), recuerdo códigos de antiguos trabajos... Ala! no me hagas multiplicar de cabeza por que eso yo no son números.
En fin... Muchos besicos guapa

Kimball dijo...

Dicen que la memoria se basa en la retencion de experiencias pasadas, donde esta la memoria a corto y alargo plazo, evidentemente aunque no lo reconozcas, yo te veo una memoria bastanet buena, y efectivamente te falta seleccionar lo que retienes, pero es que inevitablemente eres humana y no un androide, eso que ganamos los demas, respecto a lo de Daphne Zuñiga, yo tb la recuerdo, que como no tenian Ñ, la ponian zuniga, pero lo de empezar una conversación con madame bovary no mola, que da mejor empezarla;

Hola, ¿cómo estás? _
Bien, hoy me siento bastante Heather Lockheart


triunfaras seguro, al menos tienes dos horas de conversación para explicar quien es

burbuja dijo...

acabo de flipar. he buscado en google para aegurarme que era la rubia mala malisima dueña de medio LA que estaba con Richie Sambora y resulta que es locklear yo siempre habia visto una "h" en ese apellido.
He de decir que siempre fui más de la pelirroja bicho que era hermana de la rubia del pelo a casco que inicialmente estaba con el médico.
Kimball, kaktus, tiene una conexión bastante chunga asi que no te contestara aunque si que lo leera, por excusarla y eso. que no es que sea antipatica es que esta desconectada

Kimball dijo...

No te preocupes ya he visto que no pone muchos post, tu eres simpatica por las dos, respecto a miss Locklear, yo tb pensaba que tenia una h en medio.

A mi me molaba mas la del pelo casco, ya sabes como era la buena, tiraba mas con mi caracter, jajajajajajajaja

burbuja dijo...

miralo que majo y que bien saba quedar!!

de la rubia a casco, si estoy segura que eras mas de ella unica y exclusivamente por lo buena persona que era(por cierto al final no se convirtió en una mala más después de lo de la pelirroja médico?), bueno y por ese magnífico peinado que entonces gustaba tanto y ahora dá mas que tirría.

Kimball dijo...

Creo que si que al final se volvia mas mala que Bjork en un aeropuerto con un paparazzi al lado, pero no habia caido yo en lo del peinado y puede que tengas razón, no lo llevaba tb asi una de Wilson Phillips??

karlos dijo...

Punto dos estoy en solidaridad.
Punto cuatro ¿No se ponia todos junto?

burbuja dijo...

kimball,
me has pillado no tengo ni idea de quienes son. Pero para que no parezca que no he visto una peli en mi vida lo llevaba Demi Moore en Ghost. Qué? cómo te has quedado?

Karlos,
como kaktus no contestará lo hago yo que la conozco bien:

esta bien lo de solidarizarse pero espero que tu no tuvieras tambien que salir por patas

tampoco tengo mucha idea sobre cocina asi que esta noche filetes a la plancha

Kimball dijo...

era un grupo de musica de tres tipas una de ellas con ese peinado, pero es verdad demi moore en ghost, chapó

respecto a la cocina, no es por presumir, ni por quedar bien, pero se me da bien, aficiones que tiene uno y es que has tocado mis dos fuertes, la cocina y el cine si me preguntas de ciencias, no tengo ni idea, pero eso si te puedo preparar una empanada, o una lasagna de chuparse los dedos, mmmh, que hambre, me voy a comer

burbuja dijo...

ya nos pasarás una receta. pero de las fáciles, eh? que yo jamón+queso = sandwich pero poco más.
Que aproveche!!

Kimball dijo...

eso esta hecho, ya volvi, he comido en un turco, pensando hoy en comer en plan kebab y resulata que se han vuelto finos y era restaurante turco, tal y tal, al final he comido un kebab igualmente, solo que en plato y el doble de caro

burbuja dijo...

un kebab? mola!! hace tiempo que no tomo uno...
yo he comido lentejitas hechas por mi. bueno, si vale, compradas en el super y puestas en el tupe por mí

Kimball dijo...

Lo malo del Kebab es que ahora me caigo de sueño, entre el calor y los efluvios orientales me pegaba una siesta ahora que no veas

Lentejas compradas en el super, si es que al final habrá que dar unas clases de cocina... :)

burbuja dijo...

cada uno pa lo que vale. lo mio son buscar viajes baratos y enterarme de donde hay festivales. Ah! si y gastarme el dinero sin saber como, en eso soy master del universo.
Tambien me parendo pronto letras de canciones o numeros. El otro dia pensaba con la maru que si todo el tiempo que he gastado escuchando musica lo hubiera gastado estudiando fisica cuantica ahora sería nobel, pero comentamos tb que si ahora fuera nobel no me molaría irme por ahí a escuchar música
lo de la cocina algo se hacer pero tengo que estar realmente motivada, sino me da un perezón tremendo y a mi arranques de motivacion por la cocina no es que me den muchos. Te hare una confesión muy grave: no se hacer una tortilla de patata(bueno, tampoco lo he intentado mucho, generalmente he conseguido que me la hiciera alguien)

Kimball dijo...

Eso es cierto, la verdad, si todo el tiempo que yo he estado viendo peliculas y saliendo lo hubiera empleado en hacer tortillas ahora seria ferran adriá, pero por otro lado el otro dia mi madre le hice una virgueria con el photoshop de una foto antigua y me dijo toda emocionada "hay que ver con lo que te he reñido por estar todo el dia con el ordenador y ahora lo bien que te ha venido", asi que a saber si no voy a ser yo al final, un fernando trueba y tu un Johann Wald