13 mayo 2007

LÁGRIMAS NEGRAS

Alguna vez habéis llorado durante horas hasta que del propio cansancio del esfuerzo os habeis quedado dormidos?

Alguna vez habéis llorado tanto que al día siguiente os dolían los párpados?

Alguna vez habéis llorado tan amargamente y tan concentrados que os daba igual lo que teníais alrededor?

Alguna vez habéis llorado tan desesperadamente que cuando habéis acabado sentís una sensación de serenidada que ni recordabáis la última vez que os habíais sentido así?

Seguro que si, la menda, al menos, lo ha hecho. Aunque claro, la menda es una sensiblera que tiene una facilidad para el llanto asombrosa, la menda es la única forma que tiene de desahogarse, la menda es lo primero que hace en que se pone nerviosa, en que algo no sale como había pensado, vamos que la menda si hubiera nacido en Venezuela se llamaría Vanessa Jennifer de los Dolores y sería una reconocida actriz de culebrones.

Situación: Viernes por la noche de vuelta a casa por Callao (es decir 200.000 personas por metro cuadrado), veo una chica en un banco sentada con el cuerpo hacia el respaldo y con la cara apoyada en el borde llorando como si le fuera la vida en ello. Como todo el mundo que estaba ahí, me fijé pero pasé de largo, de repente no se porqué antes de cruzar el paso de cebra me paré y recapacité, probablemente la chica está sola porque quiere, seguro que tiene unas amigas de las que se ha fugado para poder llorar sin tener que dar explicaciones, para hacerlo de verdad sin que nada ni nadie más importe en ese momento.

Al fin y al cabo, cuando te sientes la persona más desgraciada del mundo mundial, lo que quieres es regodearte en esa sensación y estar sola para desahogarte de verdad pero no hay más que sentir a alguien cerca para estar mejor.

Recuerdo una de esas veces en que me puse a llorar, una amiga se acercó y me dijo que ya sabía que quería estar sola, que ahora se iba, sólo estaba preocupada porque no sabía dónde me había metido. Me cortó las lágrimas, por un segundo, pero desaparecieron. Otra vino después y se quedó en silencio a mi lado, abrazándome, dejándome que llorara como si estuviera sola, pero dejando claro que estaba ahí y no tenía intención de irse.

Normalmente hubiera seguido mi camino, pero no se muy bien porqué me dí la vuelta, me acerqué y le pregunté si se encontraba bien. La respuesta, evidentemente, fue "si" pero al segundo, subió la cabeza, me miró, hizo una media sonria y dijo "gracias".

Si esa chica hubiera sido yo estoy segura de que me hubiera hecho sentir mejor, sólo espero que así fuera.


7 comentarios:

Kimball dijo...

En mas de una ocasión me ha ocurrido al go parecido y despues me he sentido mal conmigo mismo por no haber dicho-hecho nada y pasar de largo, hicistes bien

burbuja dijo...

soy buena persona, que se le va a hacer, jeje

Kimball dijo...

y lo peor es que lo sabes:-b

burbuja dijo...

y que me gusta pregonarlo

Kimball dijo...

Nos ha salido presumidilla burbuja!!!!

burbuja dijo...

presumido, mmmh, un poco, quien te diga que no es un poco presumido, miente, pero si no me alabo yo, no se quien lo va a hacer. De quien era eso?

Kimball dijo...

ja, ja, ja, de algún listillo, seguro!!!