27 marzo 2007

PARA VOSOTROS, CAPULLOS/AS DEL MUNDO


Hay gente que en el mismo momento en que la ves te hace sonreir y te da, digamos parafraseando a Amparanoia, Buen Rollito (póngase la mano derecha a la altura de la mandíbula, a su derecha manteniendo un giro de muñeca de unos 90 grados; y juntense escondiendo los tres dedos del medio dejando el pulgar y al anular mirando uno a China y el otro a Canadá).

Por otra parte, hay gente que no sabes cómo se ha colado en tu vida y ni mucho menos en qué momento (fuiste tan estúpido/a que ) les dejaste pasar. Pero desde ese mismo momento sabes que en que les ves tus labios hacen el movimiento opuesto a la sonrisa y te quedas con esa cara de haba de porque coño no seré una desahogá y le diré dos cosas bien dichas; entre ellas, y también parafraseando a Amparanoia, Que te den!!

Siguen en tu vida, más menos que más y la mayoría de las veces de refilón, porque no le sabes echar un par de ovarios y mandarles a tomar el fresco aunque sabes que esa sería la forma de que la próxima vez que les vieras, y por primera vez en mucho tiempo, volerías a sonreir al verles.

Así que hoy y desde aquí me desahogaré:
QUE OS DEN!!! QUE OS DEN!!! QUE OS DEEEEEEEEEEEN!!!

Os lo aseguro, alivia. En algún momento en que os quedéis a solas en casa (sino alguien iba a pensar que os habiais barrenado del todo) juntar todas las caras de esas personas y repetir “Que os den!” (recomendamos el ejercicio anterior, esta vez con la mano algo más alta, delante de la cara con un giro de muñeca de unos 180 grados y recogiendo todos los dedos excepto el anular).

Seguro que la próxima vez que les veais lo haceis de una forma mucho más serena.



1 comentario:

la maru dijo...

Dí que sí! Que les dén!
Capullos/as del mundo, salir de nuestras vidas.
Por cierto, te veo animada, eh!