22 mayo 2008

¿Limon-nada?


Hola:
Soy el limón pocho de la nevera. No sabéis cómo echo de menos a mi otra mitad. Era cariñosa, no roncaba y siempre estaba conmigo. No sé nada de ella desde hace tanto tiempo, que no recuerdo ni la textura de su piel. Estaba un poco verde cuando nos separaron y quizá no haya llegado a madurar.

El caso es que mi vida ha sido simple y tranquila. Atrás quedaron aquellos años, en los que adornaba aquel frutero en un lugar privilegiado, en el centro de una soleada mesa de cocina. Siempre con pepitillas en el estómago, con la sonrisa fresca, pensando ser el siguiente en formar parte de alguna exquisitez.
Cuando mi piel adquirió ese tacto de la piel de naranja, me trasladaron a un lugar fresco, donde la luz artificial y el oxígeno llegaban con cuenta puertas. Esperando que se abriera y llegaras.

Hoy sólo quiero protestar. Quejarme como lo hacen aquellos, que al mirarme hambrientos, exclaman: Mamá, ¡sólo queda medio limón!.
Estoy harto de que nos menosprecien. Cansado de la inutilidad que nos han otorgado, por la estupidez de los que no nos conocen.
Reclamo nuestras virtudes, nuestro poder y nuestro respeto.
Somos antioxidantes y refrescantes. Divertidos y jugosos. Mantenemos sin olores la nevera, desinfectamos los WCs, roemos la cal, abrillantamos metales y maderas, blanqueamos la ropa… Qué más queréis de nosotros?.
Y vosotros decís que somos ÁCIDOS!

Con fresas, con gambas, con ginebra, con cerveza, en el pollo, en la paella, en helado o en turrón… ¡VIVA EL LIMÓN!




10 comentarios:

Carburo dijo...

Maru miedo me das ....como encuentres la recortá de la Dina... que te veo muyyy rara

Dina dijo...

Chiquilla, me estas empezando a preocupar... aaaaaaaaaanda y vuelve a los chicles

Dani dijo...

Querido medio limón. No te preocupes más por tu otra mitad. Se fue en busca de aventuras movido por sus sueños de convertirse en complemeto de un cubata perfecto o de un exquisito pescado. Pero al llegar a mi nevera, ya pocho y ennegrecido, decidió pasar sus últimos días acompañado de unos amigos que conoció allí. Todos hablan de los viejos tiempos, cuando colgaban de la mata. Y ahora ven como, poco a poco, van cayendo uno tras otro. Hace tres días fue a pimiento mohoso al que tuve que enterrar en el cubo de basura, envuelto en una bolsa de plástico debido a su fétido olor. Ayer fue cuarto de manzana, tan arrugadita se quedó la pobre que apenas se le veía. Él no para de hablar de ti mientras espera su hora. Y lo único que desea es que vuestras pieles se unan alguna vez allí, en el vertedero.

Dina dijo...

Dani, m'asmatao... ¿tu tambien has dejado los chicles y has vuelto a la nicotina? o... ¿a otra clase de aliños?

Te acompaño en el sentimiento por todas las bajas que has tenido últimamente en tu nevera... llegaran otros parecidos, pero el hueco ocupado por sus antiguos inquilinos nadie lo podra ocupar jamás.

Duende dijo...

OH!!! Voy ahora mismo a la nevera, a salvar a mi medio limón, y dar buena cuenta de él en un GinTonic... God save The Lemon

Pequeña Silvi dijo...

El limón también sirve para:

- Impedir que el aguacate de tu guacamole se ponga marrón

- Poderte beber ese cubata de cañería inmundo que te ponen en bares como por ejemplo, La Suite (un dos tres, responda otra vez)

- Limpiar ese antiestético color amarillento que deja la nicotina del tabaco en tus dedos

- Si te quedas sin alcohol de desinfectar, aplicarlo en el grano que te acabas de petar, además así no se te pone más rojo

- Echar unas gotitas al bistec a la plancha, pa que eche más juguillo

No abandonéis a limón...él nunca lo haría!!!

burbu dijo...

También vale para poner caras raras. Y lo que es más importante, para quitarte el sabor a tequila cuando estás tan borracha que se te olvida que el tequila no te gustaba.

la maru dijo...

Carburo, será tanta lluvia la que me hace sentir fresca y triste como un limón abandonado en la nevera.

Dina, Chicles? pues anda qué la llevo buena...jajaja

Dani, me quedo mucho más tranquila ahora que sé que hay alguién que se preocupa de los últimos momentos de la vida de los vegetales pochos. Hombrepordios, que también tenemos sentimientos...

Duende, seguro que te lo agradecerá mucho. Está tán aburrido!

PequeñaSilvi, Me ha encantado:
"No abandonéis a limón...él nunca lo haría!!!" Es cierto, nunca lo haríamos.

Burbu, es cierto, cuando queremos hacemos los graciosillos hacemos que los niños pongan unas caras rarísimas.

engarde dijo...

Pues yo a las frutas que se quedan solas en la nevera les tengo mucho cariño, imaginate que les pongo nombre y todo. Y a los limones más, aunque nunca he tenido el valor de comerme uno a palo seco.
¡Solidaridad con los limones ya!

Pistols dijo...

Pobres limones, con que indiferencia los guillotinamos sin darnos cuenta del sufrimiento que les creamos. Y luego, les hacemos sufrir innumerables perrerías, ahogandoles en alcohol, colocandoles frente a una rasta de pescado, después de haberlos exprimido con saña....POBRES LIMONES, solidaridad para ellos.oydxkh