14 diciembre 2007

A VECES... TENGO SUEÑOS

De vez en cuando sueño. A petición de Burbu, paso a relataros uno de los últimos. En el sueño, mi familia y yo éramos pobres (en la realidad también, pero en el sueño lo éramos bastante más). Teníamos que enviar a mi hermano pequeño Karakulo (no es un nick, se llama así) al colegio, a instruirse, y no teníamos dinero. Como no queríamos que Karakulo se quedara sin oportunidades en esta vida, a mi padre se le ocurría la idea de hacerlo pasar por discapacitado para que así entrara con beca. Y estábamos todos de acuerdo. Entonces, mi padre decía que dentro de la discapacidad, lo más creíble sería un tullido. Y estábamos todos de acuerdo. Y, concretando la idea, mi padre exponía la conveniencia de cortarle las piernas con una motosierra. Y estábamos todos de acuerdo. Y, para darle más credibilidad al tema, mi padre se ofrecía a cortarse él también las dos piernas, y a mí me tocaba cortarme una también, para que así colara más la trola de Karakulo (y para recibir más subvenciones por incapacidad). Y estábamos todos de acuerdo (sobre todo mi hermano mayor y mi madre).

En esa línea de agreement familiar, íbamos a buscar la sierra de calar que le regalamos a mi hermano mayor las pasadas navidades (estaba de oferta en el Lidl) y mi padre procedía a cortarle la pierna a Karakulo. Yo lo miraba con pena, pero mi padre me consolaba con su habitual lógica: “Ahora hacen unas prótesis que ni se nota”. Luego mi padre procedía a cortarse sus dos piernas. Y luego me tocaba a mí el turno. Pero entonces yo exponía un argumento que me venía rondando por la cabeza: si soy periodista y me cortan las piernas... ¿cómo trabajaré? El argumento de que una plaza escolar no amerita cuatro piernas y tres tullidos no me rondaba por la cabeza. El de que la mutilación no es congénita, tampoco.

Y allí mi padre me daba la razón, y yo no tenía que cortarme una pierna porque, al fin y al cabo, el día que lo soñé estaba sin contrato y casi sin Seguridad Social, y con lo poco que yo he cotizado, a ver si no me llegaba ni para las prótesis.

Y el sueño acababa con mi madre adaptando los pantalones del uniforme de Karakulo a sus nuevas prótesis. Y todos de acuerdo. Qué familia tan feliz.

NO quiero saber lo que significa.


14 comentarios:

e.m.t. dijo...

Jajajaja... creo que deberías dejar este mal hábito de soñar... jajajaja... Aunque he de reconocer que el sueñecito es original como el sólo

DelCar dijo...

Qué fuerte!!! Tu sueño me ha puesto triste. Que ha hecho el pobre karakulo para que sueñes que tu padre le cortaba las piernas? Yo pensaba que soñaba cosas raras pero esto...y cerca de las navidades, pobre!!!! Dile que ya le adopto yo, que ahora que soy unidad familiar monoparental me preguntan que qué voy a hacer el día de nochebuena, que si lo pasaré en mi casa con mi nueva familia. Qué triste!! tener familia para esto...
Besos tristes pero llenos de glamour

kaktus dijo...

e.m.t. Yo no controlo mis sueños, me controlan ellos a mí.

Delcar: Que no lo has pillado. Que el sueño hablaba de la unidad familiar. Que a mí, si hubiera sido dependienta en una ortopedia, también me hubiera cortado las dos piernas para darle una cultura a Karakulo.

HombreRevenido dijo...

Freud debe de estar con la mano en la barbilla, analizando sosegadamente, con la cabeza ladeada, en algún lugar del infierno.

DelCar dijo...

A VALE!!!! pues entonces a mí que me dejen celebrar la nochebuena sola en casa, y si se empeñan mucho, iré a cenar con ellos, pero por favor que no me demuestren lo mucho que me quieren cortándome las piernas. por diorrrrrr

burbu dijo...

La petición de Burbu era que contaras el sueño de matrimonios a 2x1 y tú lo sabes, pero bueno me conformaré con éste. Genial

la maru dijo...

¿Qué sueño es ese "de matrimonios a 2x1"? ya nos lo estás contando! Sólo espero que no haya nadie desmembrado o mutilado.

kaktus dijo...

El sueño de matrimonios 2x1 mola si sabes la anécdota de "mis amigas se han vuelto locas y acosan a pretendientes que ya me rechazaron". Y ésta anécdota mola sólo si sabes los nombres. O sea que os quedáis con el de las piernas cortadas.

buffy dijo...

Una observación; Desde que trabajas tienes más tiempo libre para esxribir o solo me lo parece...

Pobre Karakulo, y por cierto para los que todavía esteis alucinando, lo llaman así, pero el pobre crío tiene otro nombre.

Anay dijo...

Jajaja
Ese sueño es tan surrealista que podría haberlo soñado yo!

Un saludo :)

La gata Lola dijo...

Oye Kaktus, tu hermano Karakulo no será algo de mi hermano Tontolaba, no?
Tus sueños son muy frikis. De lo que te hubieras fumao, guárdame un poco!

La empanadilla perdida. dijo...

A lo peor te está afectando lo de la Ley de Dependencia. No quiero ni pensar que te afecte igual la de la Memoria Histórica...

Si fuera americano fijo que con que jugara bien al fútbol ya podía ir a la uni, pero claro, aquí hay que agudizar el ingenio...

kaktus dijo...

Gata: mi hermano es guay (en serio, me soporta con gran entereza), sólo que mi madre se equivocó y le puso un nombre que NO es el suyo.

Anónimo dijo...

Quien no se consuela, es porque no quiere.

Se me haría duro formar parte de tu (muy gótica) familia.