16 diciembre 2007

NUNCA RECONOCERÍA QUE ALGÚN DÍA LO LLEVÉ... (1)

El otro día estaba yo viendo algo en la tele, no me preguntéis qué, mi memoria de pez me impediría responderos, cuando de repente me vino a la mente los sujetadores deportivos.

¿Por qué? Ni idea. ¿A santo de qué? De San Playtex, porque sino no lo sé.

Y recordé esas épocas de insituto de acné y desorden hormonal en el que todas mis amigas y yo teníamos dos cosas en común: Los Levi's 501 etiqueta roja feos de la muerte y los sujetadores deportivos. Respecto a los levi's he de decir que yo nunca tuve unos. No se si porque las marcas me la sudaban bastante o porque era la única con cierto sentido del ridículo que se dió cuenta de que esos vaqueros quedaban tan, tan bien como los de cintura alta.

Y direis, bueno, los sujetadores deportivos están bien para hacer deporte. Y yo os contestaré pues sí, pero nosotras nunca hemos necesitado ser fanes de algo para llevar el estilillo necesario. ¿Qué hay que ir al Viña? Barril de cerveza, croquetas, pantaloncines rayas pescador con bikini,.. menos martillo pa clavar las putas piquetas de tó. ¿Qué hay que ir a la playa de camping? Cubo, palas, aletas, mesa con sillas así en plan pack todo en uno, y hasta martillo pa clavar las putas piquetas. Piquetas en condiciones no, ves tú. ¿Que hay que ir de boda? Lentejuelas, bolsos en los que ni el mejor ingeniero sería capaz de meter un paquete de tabaco, un billete y las llaves de casa, y tacones (y zapatos de repuesto).

Que me pierdo. Os contaba yo que nosotras eramos chicas de sujetador deportivo que no que deportivas nosotras. ¿Que había que dar diez vueltas al patio del colegio? Que las de el sujetador porque aquí la menda lleva 3 meses seguidos con la regla y no vea usted lo que duele.

Los sujetadores en sí eran el mayor antídoto contra lujuría que se ha visto en siglos. Que tampoco es que nosotras fuéramos las reinas de la fiesta, ni las más ligonas, ni las que en algún momento iban a acabar sin camiseta. La verdad, éramos un pelín pavas; y bastante feas, todo sea dicho, que no hay cómo ver fotos de entonces para reconocer que cualquier tiempo fue peor. Pero nosotras erre que erre, tozudas que éramos, en que se gastaba uno ahí que nos íbamos a comprar uno exactamente igual.

No se si llegasteis a conocerlos (las chicas estoy segura que si) pero eran una misma pieza-un mismo color, sin ningún tipo de broche, que para acabar de rematarlo, y esto nunca entenderé que sentido tenían, tenían las "copas" con una telilla más fina. Era genial, correr las diez vueltas al patio con los pezones al viento que parecíamos todas Vicky Beckham ha perdido cualquier sentido del estilismo en busca de la silicona perdida.

Recordándolos me he hecho una firme promesa: A Armani pongo por testigo que a la próxima madre que vea comprándole uno de esos a sus hijas le denuncio. Por mala madre y por mantener a las empresas que sigan diseñando esas cosas.


8 comentarios:

la maru dijo...

jajaja...Yo nunca he usado esos sujetadores deportivos porque soy bastante ancha de espalda como para que me pasaran por los hombros. Pero te aseguro que los de puntillas (ya me pica to sólo de acordarme), aquellos con tantos cortes y costuras que te lo quitabas y llevabas la teta cuarteada, y los de los tirantes de un grosor tal que las cuerdas de hacer puenting, Sí. Esos sí que son para acudir al juzgado de menores.

buffy dijo...

Pues yo fui usuaria de las dos cosas, de los sujetadores deportivos, que hacían juego con esas camisetas tres tallas más grandes, tipo latin king.

Y de los 501, en todos los colores. Burbu tu 501 no tenias, pero que me dices de esos chippies que teniamos iguales, tu en celeste y yo en fucsia... Matame!!!!!!!!!!!!

Espero las siguientes entregas de este post con impaciencia.

tpdeoro dijo...

Ufff, yo también utilicé en la etapa instituto; siempre que había gimnasia.
Eran todos preciosos.

la maru dijo...

Y qué diréis de los calentadores encima de las medias! Y esos bodys apretujaos en la entrepierna! Y los zapatones de cura! Y las camisetas de Acid! Anda qué! Ostras qué modas nos han tocado vivir...Y me rio yo del escaparate de Estrafalarius...

burbu dijo...

maru, un grosor tal que las cuerdas de hacer puenting?! Jajaja! nunca los llevé pero los recuerdo, fashion, fashion.

buffy, no recordaba ellos bonitos vaqueros. Pero oye al menos eran de cintura baja (o lo que por entonces se entendía por cintura baja)

tp a qué si? además les llamarían deportivos pero donde esté un buen aro, no sujeta nada igual.

maru cari, ya tienes temas para seguir con la sección. Anda que no nos pueda dar qeu hablar...

La gata Lola dijo...

Yo llevé de todo... bueno, casi todo. Tía Maru, calentadores!?!?!?!!?
Muerta me dejas!
Pero también me acuerdo de las Panama Jack, las camisas de leñador tan poco sexys... y me pregunto, cómo narices podíamos ligar tanto entonces con esas pintas antilujuria y tan poco ahora que vamos tan monas?
Misterios hormonales!

la maru dijo...

Gatalola no te rías que los calentadores era la prenda más útil que llevabámos por entonces. Hoy mismito, que he llegado al curro con media pernera del pantalón mojado debido a la nieve, los he recordado con cariño.

burbu dijo...

gata ligar ligariais tú y la maru (que era de falda corta), porque te aseguro que nosotras tanto, tanto, tampoco. Que no ligas ahora? Con lo mona que tu eres?

maru, unas bonitas catiuscas amarillas es lo que tendrías que llevar pa no mojarte los pies