28 abril 2007

Los ricos también lloran


He decidido hacer yo también mi aportación de memoria televisiva. Y así, pensando en algo profundo y emblemático sobre lo que hablar, y tras descartar Días de Cine e Informe Semanal, he decidido centrarme en... Beverly Hills 90210, comúnmente conocida como Sensación de Vivir. Con dos cojones. El título lo he puesto para despistar


A mí, a pesar de los años sin ejercer, un remanente de periodista me queda todavía en el alma; y así me he ido al Wikipedia a recabar información para este post. Atención a la perla extraída de la biografía de los diez años de la vida de Kelly Taylor que mostraba la serie de televisión (la calidad de la sintaxis no es del todo buena. Es traducción de la edición inglesa):
“Kelly consiguió superar muchos obstáculos. Se enfrentó a muchos momentos difíciles, incluidos: ser obligada a mantener relaciones sexuales en una cita, escuchar rumores sobre ella en el colegio, consumo de píldoras adelgazantes, ser captada por una secta, ser capaz de dejar la secta, quedarse atrapada en un incendio, convertirse en adicta a la cocaína, ser disparada, tener amnesia, ser violada, participar en triángulos amorosos, tener una difícil vida familiar, el divorcio de su madre, elegir entre su novio y su mejor amigo, elegir entre su novio actual y un chico de su pasado, acudir a rehabilitación, ser raptada y casi asesinada por otro paciente en desintoxicación, enfrentar acoso sexual de un doctor cuando estaba saliendo con Brandon, pensar que podría tener Sida, quedarse embarazada imprevistamente y tener un aborto y descubrir que probablemente no podrá tener hijos propios por un impedimento físico. Ella fue capaz de superar estos obstáculos y convertirse además en una mejor persona.”

Así lo cuentan. Literal. Y yo que todavía me acuerdo de cuando me llegó la regla por primera vez. La Kelly se debió de olvidar de su primera menstruación en algún momento entre la desintoxicación de píldoras adelgazantes y la de cocaína. Bueno, o cuando tuvo amnesia (esta posibilidad es como más realista). Vamos, que a la Kelly los diez años de serie le cundieron que pá qué.


En cualquier caso, lo más asombroso no es que le pasaran todas estas cosas. Ni siquiera que al final de la serie pareciera que no había envejecido ni un sólo día en diez años (y mira que después de quemarte, abortar, estar en una secta y caer en varias adicciones, digo yo que algo se notará, coño, que todo pasa factura). Lo más asombroso es que siguiera viva al final de la serie. Porque lees toda esta retahíla de avatares y no se explica cómo ella seguía viva (y aparentemente gozando de buena salud) y hay gente que va por la calle, le cae un tiesto de geranios en la cabeza y se muere. Y allí es donde yo digo que, en un momento dado, a los guionistas como que el concepto de verosimilitud se la sudaba un poco bastante, porque esta historia no hay quien se la crea. También es bastante asombrosa esa observación final de que Kelly se convirtió en mejor persona después de superar todas esas adversidades. Yo no sé qué estándares morales maneja la Wikipedia, pero a mí ninguno de los personajes de la citada serie me parecían personas excepcionalmente dotadas en valores humanos. Brandon sí parecía buen chaval, pero era una bondad que rallaba la estupidez, por lo que no cuenta.


Desde luego, la chica pasaría por guapa, pero afortunada no parece que lo fuera tanto. Vamos, al leer esta sucinta biografía podríamos decir sin pecar de temerarias que la Kelly era un bastante gafe. Y esto nos lleva a los viejos tópicos de los ricos tristes y las guapas desgraciadas. Que las feas y pobres también lloramos y nos levantamos con el pie izquierdo, pero eso a nadie le sorprende, para qué nos vamos a engañar. Como que a nosotras el gafe nos viene en el pack y a las guapas parece que se lo manda Dios para equilibrar la balanza. O para que las feas nos sintamos menos feas. O menos gafes.


2 comentarios:

burbuja dijo...

Joé! que jartón de reir!!
Me ha encantado lo de "elegir entre su novio y su mejor amigo, elegir entre su novio actual y un chico de su pasado" como puntos de inflexión en la vida de una persona.

Todo eso le pasó por hortera y por furcia y por poner de moda el flequillo ese que necesitabas cemento armao para mantener y no contenta con ello conseguir después que todas las daolescente le copiaran el peinado de viva kelly y su peluquero que todavía le tengo tirria.

burbuja dijo...

adolescentes, sorry