04 octubre 2008

Silencio laboral


Cuando este verano me reincorporé al trabajo tras mis vacaciones, me encontré con que una de mis compañeras de trabajo, unilateralmente, había tomado una decisión cuando menos curiosa: retirarme radicalmente la palabra. Antes de irme de vacaciones hablábamos bastante, salíamos a fumar juntas y hasta nos reíamos (no mucho, que tampoco trabajo en un circo). En mi anterior etapa en el mismo trabajo llegamos a quedar algunas veces para tomar algo, me escribió en alguna ocasión mientras estuve fuera y, siempre que venía yo a Huesca de vacaciones, me pasaba a saludarla.
Una sana relación laboral. Cuando volví de vacaciones no me hablaba. Ni buenos días, ni hola qué tal, ni ná de ná. El silencio más absoluto. Sin mediar provocación, ni conflicto, ni discusión. Nada. El silencio.

Si hay algo que no soporto, además de la agente que ocupa más sitio del que debiera en los bares, es la confrontación verbal. Que puedan echarme algo en cara, y que lleven razón. O que no la lleven, pero estén convencidos de que sí, y nos embarquemos en una discusión sin sentido. Las discusiones imprevisibles me dan pánico, no sé manejarlas bien y, normalmente, me dejo llevar y acabo diciendo barbaridades (soy buena diciendo barbaridades).

Con esta filosofía de vida tan absurda como idiota, llevamos mes y medio protagonizando escenas de lo más estúpidas: me vuelve la cara por la calle (typical HTV scene), aprovecha para irse del trabajo cuando yo estoy en el baño para no tener que despedirse... Hasta ayer, cuando reuní todas mis vísceras, mi escaso valor y mi mejor disposición humana y fui a hablarle, decidida a aclararlo todo, porque es una situación de lo más tonta que me hace sentir bastante incómoda y que, para qué negarlo, me da cierta tristeza.

Y vaya si lo aclaramos. Más claro, vodka: no me va a volver a hablar jamás. Y punto. ¿Por qué? Porque le caigo mal. Así, sin medias tintas. Que no le he hecho nada, pero que le caigo mal. Y lo mejor es cuando yo, súper dolida, le dije “¿Y por qué ahora te caigo mal, si antes te caía bien?. Y allí fue cuando lo soltó:

_ No, no te equivoques. Siempre me has caído mal.

Recalcó el siempre. Y el mal.
Y yo sí, sí me había equivocado. A mí ella me caía bien.
Y ahí acabó la conversación. Si la vida fuera justa, habrían pasado los títulos de crédito de Dinastía. Pero como la vida no es todo lo glamourosa que debiera, pues yo me volví a mi sitio a seguir trabajando. En silencio.

Pei ya me lo dijo, que había perdido una oportunidad única de crear mi propio politono. Que sería guay si me sonara “No, no te equivoques. Siempre me has caído mal” cada vez que me llegara un SMS. Es una idea genial, pero dudo que pueda conseguir que me repita lo mismo tan bien dicho.

Ahora que se me ha pasado el enfado, lo que me queda es la admiración. Por ser capaz de decir las cosas tal cual las piensa, sin importarle lo más mínimo lo que la otra persona pueda sentir. Denota una total ausencia de empatía –verdad-, pero al mismo tiempo, pienso que tiene que ser maravilloso poder decir semejante cosa y quedarte tan ancha. Sin remordimientos, sin repensar las cosas. Siempre me has caído mal.

Analizándolo fríamente (es decir, con una vaso con hielos, ron y coca cola en la mano) ayer noche, llegamos a la conclusión de que tampoco pasaba nada. Que, al fin y al cabo, viene de una compañera de trabajo. Que, en otros contextos, la frase puede ser devastadora: “No, no te equivoques, siempre he fingido”; o “no, no te equivoques, siempre te ha olido el aliento”; o “no, no te equivoques, siempre has sido insoportable”.

Lo que me queda al final es una sensación en la que se mezclan la tristeza, la rabia y el asombro. Un “contigo no, bicho” feeling.


14 comentarios:

HombreRevenido dijo...

Confirmo que eres buena diciendo barbaridades, pero eso mola.

Dicho esto: es una maldita perra, rállale el coche.
Sin rencor, ojo, sólo por una cuestión kármica.

kaktus dijo...

HombreRe: Lo siento si alguna vez he dicho algo que pudiera ofenderte (la Burbu dice que sí, que alguna vez te he dicho algo que habría podido ofenderte). No me retires la palabra!!!
De lo del coche... el caso es que a mí esta compañera no acaba de caerme mal (me cuesta cambiar de opinión)

OaBy dijo...

En serio. Las dos frases confrontadas son totalmente convergentes!!!
-"Contigo no, bicho"
-"No, no te equivoques. Siempre me has caído mal."

Yo una vez hice algo similar con alguien, y me arrepiento de haber sido tan cruel. Fue algo así como:
- Oaby, ¿no vas a venir a mi cumpleaños?
- Pues no, tío, no puedo, me ha surgido algo
- ¿Por qué no puedes venir?
- Puessss... ahora no se me ocurre nada, pero espera que lo piense y te lo digo.

No estoy orgulloso. Y lo siento mucho. El tío era detestable, pero me lo dijo con franqueza y fui un puto borde. Eso no se dice... ¿o sí?

HombreRevenido dijo...

Puedes raYarle el coche y que te siga cayendo bien. No son conceptos excluyentes.

Dina dijo...

No, no te equivoques. Siempre me nos has caído bien

burbu dijo...

Sí, eres buena diciendo barbaridades pero sólo con desconocidos a los que mutuamente os importáis un carajo, o mayormente conmigo que sabes que sólo me van a hacer gracia. Esa es una furcia y punto y si quieres vamos y se lo decimos; o mejor, mandamos a la maru y lo grabamos pa politono que a ella le quedará mejor.

Pistols dijo...

No le des vueltas, la gente es imcomprensible, ella se cree feliz obviandote y viendote sufrir y tu no mereces eso; la mejor manera de contratacar, es una logica inversa. Ahora debes saludarla todos los dias, con la mejor de tus sonrisas, para que vea que no te afecta su tactica psicologica, que tu tienes mas caracter y educacion que ella. Creo yo, jeje

Herzog dijo...

No te conozco apenas pero me creo que eres buena diciendo barbaridades, por lo menos te ha dicho la verdad le ha costado a la chica, debio ser que en verano recapacito y vio que era mas saludable y economico no hablarte y no salir contigo pa na.
Pos nada a lo mejor empieza una ola de sinceridad y te empiezan a decir mas personas que les caes mal :P

la maru dijo...

Maldita sea la vida con tanta Cretina suelta! Esta tenía que dar con alguién como yo.
Aleja a esa bicheja de Tí que no se te merece, cari.
SEra subnorm...piiii...la tipeja. Hombreporfavor...

Carburo dijo...

a mi me caes bien..y me encantan tus post...

lector ocasional dijo...

Based on a true history?

Gente pequeña, construye mundos pequeños.

kaktus dijo...

Gracias por vuestro apoyo, chicos. Con esto, y el premiecillo que me va a dar Hombre Revenido, ya estoy contenta pa los restos.

Y sí, la history es true. De la buena.

buffy dijo...

Ay cari es que no dejas indiferente a nadie. Quedate con que casi siempre le caes bien a todo el mundo, y tiene que haber alguna excepción para que se cumpla la regla, no??

kaktus dijo...

Buffy, cuánto tiempo sin verte por estos lares. Ya sé que le caigo bien a casi todo el mundo. Soy encantadora. Gracias por el apoyo