20 mayo 2009

Menuda mañanita !


Despertarte por que sí, a las 6:20 de la mañana, dos noches consecutivas, no tiene ni pizca de gracia. Pero si, para colmo, no tienes que levantarte a esa hora, ni por incontinencia ni por sed, aún toca más la moral. Estás tan ricamente soñando con ratones (oye, yo sueño con lo que me da la gana) y te despiertas… a santo de qué!
Dos horas después, me planto en el curro con los ojos pegados de sueño y me resigno a comenzar otra jornada de trabajo.
Hoy, hasta las radiaciones del ordenador me dan mala espina. Efectivamente: enciendo la pantalla del ordenador y algo le pasa. Tan pronto pierde intensidad lumínica como me ciega su resplandor. Es un poltergeist. Parpadearé a la vez que lo hace la pantalla y punto.
Intento obviar los problemas del hardguare y arranco el maravilloso programa que con tanto amor han creado los informáticos, para que alguien insignificante como yo haga su trabajo, de una manera más cómoda y eficiente.
El programa, en concreto, se caracteriza por tener una serie de botones, que no es que no sirvan para nada (que fue lo que yo les dije), es que no ejecutan ninguna función. Lo cual para mí significa lo mismo, pero para los informáticos es algo muy distinto. Es una respuesta cojonuda, eso es lo que es.
Además, el programa se caracteriza por su agilidad a la hora de recuperar los datos, con los que supuestamente voy a trabajar. Sólo tarda unos quince minutos en mostrar dos cientos registros. Exactamente lo mismo que tardo yo en acercarme al archivo, recuperar la versión en papel y obtener, no esos dos cientos registros, sino los dos mil.
Otra de sus virtudes es que, según qué modificaciones tienes que realizar con los datos, te obliga a salir y volver a cargar el programa. Otros 15 minutos perdidos, no os olvidéis. Y, por si todo esto no fuera poco, suma los campos que le da la gana, se cuelga o mejor dicho me deja colgada, no me muestra los datos completos ya que los campos son pequeños para la cantidad de información que necesito visualizar, no admite el valor cero, y muestra en uno de sus lados una cruz roja en forma de aspa que no me atrevo ni a preguntar para que sirve (por si acaso, le he dado el nombre de NO TOCAR).
Menos mal que algo funciona. Llamas a mantenimiento y aparecen en un santiamén. Después de tres días con un fluorescente parpadeando lo han cambiado.

Conclusión: Nunca me dará un ataque epiléptico después de esto.


10 comentarios:

Dina dijo...

Si es que no haces mas que quejarte.

B Dark Pink dijo...

Soñar con ratones pone de manifiesto desasosiegos y cositas que nos roen por dentro.
Lo mismo les montas el pollo a los informáticos y dejas de despertarte a las 6 de la mañana.
Por probar...

HombreRevenido dijo...

Lo de despertarte a las 6 es alergia o una maldición. A mí me ha pasado también.

Lo de la informática es una rama de la literatura fantástica. Me creo lo que me digas.

tlosi dijo...

¿Dónde ha quedado lo que pedías en el post del 4 de Mayo?

Por otro lado, por la parte que me toca: ¿200 registros - 15 minutos? Ostias, toca ya el plan renove en vuestros equipos, que seguramente tengan 2 o 3 años ;-) No vaya a ser que echasen la culpa a los que han hecho el programita de marras y se enfaden, rompiendo el contrato y quedandose la Administración sin apoyo informático...

¡¡Que vivan las carnic... digo las empresas de desarrollo software!!

Nada, que yo también tengo este tema cruzado.

la maru dijo...

dina, quejarme es mi vicio, ya me conoces.

BDarkPink, cositas que nos roen por dentro?...a las 6 de la mañana?...uhm no tengo ni idea de que me hablas. jaja

HombreRe, lo tengo claro lo mío es una maldición o alergia a la informática.

tlosi, lo cierto es que molaría que se la cargaran por una vez los informáticos pero estos son de plaza fija.

Nota: Si sois mis informáticos y estáis leyendo ésto que sepáis que os adoro y que sólo lo he dicho porque no sabía que escribir en el blog. Saludos.

Dina dijo...

Maru, que mes'abia orvidao antes... que si mañana te despiertas a esas horas... ves a mi curro por mi (que ya sabes que serás bien recibida y te darán de almorzar)... yo ya iré al tuyo y les daré un poco de mantequilla a nuestros informáticos... ¿trato hecho?

la maru dijo...

Dina, no he llegado a tu curro. Debió ser la tormenta de anoche o el cansancio, lo que ha hecho que duerma como un bebito.

Dina dijo...

Eeeeeeeeeeeeeesto... ya m'abia dao cuenta de que no habias llegao... que poco solidaria eres conmigo, jajaja... pos ahora te quedas sin almorzar, chincha.

tlosi dijo...

Nota: Si sois mis informáticos y estáis leyendo ésto que sepáis que os adoro y que sólo lo he dicho porque no sabía que escribir en el blog. Saludos.Juajuajuajuajua. ¿Tu crees que los ornis de los informáticos tienen tiempo para leer blogs no-tecnológicos?

A mí no me metas en el saco de los informáticos, aunque lo sea :)
Si no, pregúntale a La Gata.

tlosi dijo...

Unido al comment de arriba. Se me había olvidado decir que no me metas en el saco, porque, aunque informático freak, soy un alparcero!