22 abril 2009

La simplicidad es muy importante.


Observando el tejado de uralita, que bien podría ser de amianto; la simple bombilla que cuelga de un portalámparas, unido a la red por un cable expuesto a la intemperie; la vasta vegetación invadiendo los tejados; los postes de madera de la luz e incluso, el luminoso cartel de coca-cola, suspendido de otro poste más al fondo de la imagen, puedo aventurarme a imaginar, que estoy en un poblado latinoamericano, de calles polvorosas de ripio, de cálidos y húmedos atardeceres, y de gente alborotadora. Viviendo de lo poco que tienen aunque lo tengan sólo a ratos. Disfrutando de una cerveza fría incluso cuando todo falla.


6 comentarios:

HombreRevenido dijo...

Cerveza fría y corazón caliente.
Tampoco pedimos tanto ¿no?

B Dark Pink dijo...

Esto es gente con principios: Cerveza,pase lo que pase, jaja!

la maru dijo...

O Rubia y con el culo frío, hombrerevenido, como se suele decir. Por mucho que pidamos nunca será bastante.

BDarkPink, eso es, cerveza y fría. Quién quiere más!

karlos dijo...

Cerveza fria, pongame una gracias.

la maru dijo...

Karlos, ¿te ha llegado fresca?

karlos dijo...

la fresca no ha llegado, pero la cerveza siempre fria si.