19 marzo 2009

Yo también quiero!

Tras darme una vuelta por los blogs más populares de la blogosfera, y comprobar que la gente aprovecha este medio para quejarse, he decidido que no voy a ser menos.
Y me voy a quejar de un montón de cosas, así que sentaros, porque llevo aguantándome mucho tiempo y se me ha soltado la lengua.
Estoy harta de ser buena, de portarme bien conmigo misma, de cuidarme, de hacerle caso a mi gurú, ... y más cosas, sin obtener ningún resultado.
Si continuáis ahí lo entenderéis.
Llevo desde diciembre comiendo por colores. Que esto, para empezar suena raro de narices. Desayuno amarillo -pan, cereales y zumo de pomelo, es lo que se me permite-, Como rojo -lo que quiera, pero debo incluir carne o pescado- y Ceno verde -lo que viene siendo, verdura reogada con aceite de oliva, y no mucho-. Se supone que así duermo mejor y descanso más, para evitar las contracturas musculares. (Cómo creéis que se puede descansar teniéndo hambre?)
Me levanto un cuarto de hora antes porque es lo que me cuesta ahora desayunar, ya que tengo un hambre voraz.
Bebo a lo largo del día una especie de agua sucia omeopática, que me ha recetado. Y por supuesto, el alcohol prohíbido -y no lo pruebo, eh! de Domingo a Jueves soy toda una abstemia).
No me dejan enfadarme, ni alterarme por prescripción facultativa para evitar lesiones mayores. (Por Dios Bendito, trabajo cobrando a la gente, ¿cómo se supone que voy a evitar la confrontación con mis administrados? Eso por no hablar de mis compañeros... que me caliento!)
Y ¿sabéis lo mejor? Estoy rígida (no confundir con frígida) como una tabla de planchar.
Así que a partir de mañana voy a ser yo.
Me voy a levantar tarde y echaré a correr atacada por toda la casa para no llegar tarde al curro, y pienso desayunar un café sólo -y no pienso acompañarlo de nada que tenga otro color que no sea el negro, que es el que a mí siempre me ha gustado-.
Al primer sujeto (pasivo) que aparezca como moroso en el mostrador le voy a decir eso que tanta ganas tengo de decir y nunca digo -paga cabronazo en voluntaria como todo hijo de vecino y no te quejes del recargo! (Ya me he cabreado, hombre)-. Cuando llegue a casa me haré comer patatas y huevos fritos que pienso comerme con media barra de pan. Me iré de cañas toda la tarde y pienso cebarme para cenar con cualquier cosa que no sea verde.
Qué puede empeorar? Si me muevo me duele y si me estoy quieta también.
Chicos! Está decidido. Lo voy a hacer. Voy a empezar a vivir a tumba abierta. Por que estos meses de abstinencia no han servido de nada.
Y por la noche...uhmm...por la noche, me meteré a la cama porque seguramente me dolerán hasta las pestañas. Oseasé, igual que hoy. Sólo que tendré dos días para recomponerme antes de volver al curro.
p.d. Si no sobrevivo escribir en mi epitafio: Murió pero vivió.


15 comentarios:

Dina dijo...

Andanda... ¡¡como esta el patio!! Pobres de nuestros clientes, miedito me daría a mí acercarme a tu mostrador.

Por cierto, de todo lo demás bien ¿no?

la maru dijo...

Dina, todo lo demás? déjame que piense... Oh sí, bien!

Dina dijo...

Pos ya me quedo mucho más tranquila... pero que mucho más tranquila

buffy dijo...

Me parto de la risa!!!!! Estás sembrada peque!!!! Di que si... Vuelve a las drogas duras!!!! Huevos fritos, chino, café, y cubatas jaja!!!

la maru dijo...

Buffy, sembrada de males, es lo que estoy! Pero mejoraré. (Eso espero)

Rufus dijo...

Eso de las dietas de colores y beber aguas homeopáticas debe de ser un peñazo de cuidado.Seguro que te sentaría mucho mejor renunciar a tus principios y empezar a correr.
De todas formas, si te sirve de consuelo, y por lo que vi ayer, todos esos "remedios milagrosos" te han sentado muy bien.

la maru dijo...

Rufus, eres un encanto. Igual me replanteo lo de empezar a correr, eh! Estoy haciendo cambios en mi vida, no te digo que no.

Dina dijo...

Niiiiiiiiiiiiiiiña, ¡¡¡coooooorrer!!!... anda y deja las drogas... que empiezas a decir cosas mu raras, jajaja.

karlos dijo...

A partir de ahora saldre de casa con un tarrito de agua bendita, por si me cruzo con la niña del exorcista por la calle.

burbu dijo...

Di que si maja, tu quejate y desahogate. Y cuando estés desahogada una cañita y un piti, Mano de santo

HombreRevenido dijo...

Correr es el segundo mejor deporte posible.
Un poco de ejercicio (suave o fuerte, como le guste a cada uno) y no hay que renunciar al alcohol, al tabaco y a las cosas buenas.

McGrau dijo...

Vamos a ver...

¿qué ha sido de la famosa dieta del cucurucho? digo yo que con eso haces deporte, te lo pasas teta, limpias poros sudando, acabas duchándote y luego te "jincas" todo el agua del canal de aragón.

Además de que el caracter se endulza un poquito y no tienes que matar al amable contribuyente "olvidadizo"

la maru dijo...

Karlos, harás muy bien. Todavía no sé si es contagioso. jaja
Burbu, de vez en cuando, soltarlo todo junto va de maravilla. Ya estoy mejor!
HombreRevenido, Yo es que soy más de tumbona; Pero un día de estos me lanzo al monte.
McGrau, totalmente de acuerdo contigo. (Que te piressss! jajajaja)

Lector ocasional dijo...

No me digas más. Eres "cobradora del frac".

Kelvin dijo...

I recently came accross your blog and have been reading along. I thought I would leave my first comment. I dont know what to say except that I have enjoyed reading. Nice blog. I will keep visiting this blog very often.


Joannah

http://myscones.com/