06 marzo 2009

Uno de médicos

No lo puedo explicar bien, pero a mí, no me gusta ir al médico.
Pues bien, ayer tarde tenía visita con ese amable doctor al que llaman de cabecera. Mi salud? Bien gracias, por qué lo preguntas? hoy en día, sólo pides cita previa, por si dentro de dos semanas te duele algo. Esa es la frecuencia, con la que espera la seguridad social que planifiques tus enfermedades.
Total que, yo estaba bien pero tenía que consultarle unas cosas y pa allá que me fuí, a la consulta.
Cuando llegué, observé entre otras cosas, el estado tan lamentable en el que se encuentra el Santo Grial. Sucio, sucio, sucio, por no hablar de que se cae a cachos. Pero el primer mundo es lo que tiene. No todo es nuevo y de primera. Se hace lo que se puede.
Total que, cuando llegué a la salita de espera parecía aquello la cola de inmigración. Pero yo a pesar de ser despistada, estaba convencida de que allí no expedían permisos de residencia sino recetas médicas. Por lo que me senté a esperar. Esperar es un verbo que inventaron los médicos para que la enfermedad la cures antes de que vayas a verles. Así ellos no se contagian con las enfermedades de toda la población a la que ven.
Aún os digo más. El doctor, era doctora y llevaba un retraso de media hora. Esta amable señora resultó que era cubana, un encanto oiga, una amabilidad típica del clima caribeño, al igual que la tranquilidad, claro está.
La moza que, debía de estar algo agobiada por su retraso (que no hombre, que no estaba embarazada!) me pregunta nada más verme si había mucha gente fuera. (Entenderme, qué le iba a decir yo, que tenía a siete personas y dos de pie con la cara más cabreada que un mono? Entonces me receta unas juanolas y me manda a paseo en dos minutos.)
Yo le dije, para su tranquilidad, que no había mucha gente, la normal para una tarde de nieve, supongo.
Así que le pasé los informes médicos para que supiera exactamente qué pruebas me habían realizado con el correspondiente adjunto con los resultados.
He aquí el alucine, cuando la doctora me dice que si puedo dictarle el resultado, porque como es de fuera pues le cuesta teclear en el ordenador. Flipa, colega. Ay la pobre.! A dos dedos escribiendo todos aquellos palabros técnicos, que hasta dudo de si ella entendía algo. A mí desde luego alguna palabra se me atascó. Y el que esté libre de atascos con el lenguaje médico que se matricule en la facultad ya mismo.
Ahí estaba yo, dictándole, al ritmo que lo haría una profesora de primaria a sus pupilos, a aquella tipa que gana dos, qué digo dos, tres o cuatro veces más que yo. Qué se le va hacer. He intentado ser paciente y sobretodo, y esto me ha costado, no reirme.
Yo he de acabar trabajando de personal administrativo para sanidad. Esto es lo mío. Entre la faena que les doy últimamente, la cantidad de informes que he tenido que buscar, rogar y suplicar para que me los dieran, y hacer tareas de oficina para ellos, podría buscar un curro a media jornada por las tardes y aún me sobraría tiempo.
Yo creo que me cogerían, eh!


16 comentarios:

Carburo dijo...

Que bueno.. lo que no te pase a ti..¡¡

HombreRevenido dijo...

Menuda responsabilidad dictarle al médico. Cambias una letra, cambia el tratamiento y a la tumba.

Por tu bien, espero que no haya habido errores.

Peibols dijo...

Los informes médicos deberían llevar la coseta esta que pusisteis que te lee los posts.

Oye... ¿cómo será Conchita en el médico?

Anónimo dijo...

Cada vez que veo escribir a un médico en el ordenador me pregunto por qué no le pagan un curso de mecanografía....

Area de descanso dijo...

que cosas pasan.... acojonaito me dejas

la maru dijo...

Eso digo yo, Carburo,por qué me pasan estas cosas! Estuve buscando la cámara oculta, a la vez que la pobre tecleaba.

HombreRe, Oh my god! Espero que le dictara bien!

Peibols, lo mejor sería que les dieran un curso de mecanografía o les compraran un escaner a cada uno; eso agilizaría mucho el servicio médico.

Anónimo, estoy totalmente de acuerdo.

Area de descanso, a mí me pareció una escena divertida, no creas. Claro que muy normal, lo que se dice normal, no me lo parece.

Dina dijo...

Lo tuyo es vicio, criaturica... mira que tanto ir al médico le vas a coger gustillo y luego no vas a poder dejarlo (si no pregúntaselo a mi mami, jaja)

La próxima vez en vez de dictarle dale un culazo y te escribes tú misma la historia clínica... adelantaras mucho más y siempre puedes poner algo de tu propia cosecha, por aquello de adornarlo un poco.

Ánimo, niña, que el SALUD nos espera como currantas... en cuanto se corra la voz se darán de tortazos pa pillarnos, jaja.

burbu dijo...

Pero tú, pa que te vas a una médica que no es la tuya!! está la sanidad como pa ir probando!!

Por cierto me ha encantado el cálculo de hace la gente normal para un dia de nieve

la maru dijo...

Dina, parece mentira que no me conozcas...me tuve que sujetar a la mesa para no arrancarle de las manos el teclado, jajaja
Burbu, los médicos de la seguridad social también tienen vacaciones, es lo que tiene. Fuí a mi médica pero la suplente era una cubana, sin más, oye yo a favor de que se renueve la población y más si son cubanos, jajaja

buffy dijo...

Me parto.

Y digo yo... con esto de la globalización y estás cosas no sería más fácil que tuvieran los informes informatizados (valga la rebundancia), y cada uno de nosotros tuvieramos una carpetita con todas nuestras dolencias???? Sería más cómodo para los médicos, no???

De todas maneras me consta de que esto existe, pero solo lo saben consultar los médicos jovenes, los más mayores bastante tienen con escribir la receta en el ordenador y poner bien el papel en la impresora...

la maru dijo...

Buffy, debe de existir algo pero nadie lo sabe! jaja.
Por cierto, que la doctora era joven, eh! lo más extraño fue eso. Y encima alega, que como es de fuera... Tócate un pié!, -pensé-, como en Cuba tienen un alfabeto distinto...jaja En fins...

Anónimo dijo...

Q facil es hablar de lo q no se conoce. demasiado bien sale todo en la seguridad social con el mal uso q se hace de ella, el dia q esto no se pueda suscentar y se privatice, ya te acordaras de esta situación. Además, el médico es el q da la cara y el q mas culpas se lleva, pero no es mas q el resultado d una mala organizacion de la q np tiene culpa.
Q facil es criticar de lo q no se conoce

karlos dijo...

Sinceramente, yo no he vuelto al medico desde que me sentado frente a su ordenador, teclenado con dos dedetes, y despues de 15 minutos, dijo ahhh ya se lo que tienes, mira lo pone aqui en Internet. La madre que lo pario, eso ya lo podia haber mirado yo , tantos años de carrera para esto.

la maru dijo...

Anónimo, totalmente de acuerdo con lo que dices, espero que nunca se privatice el sistema de sanidad. Aunque, te diré, que aprender a escribir a máquina no cuesta tanto tiempo ni esfuerzo, como para que no sea algo exigible al personal sanitario.

karlos, a Tí también te pasan cosas raras. ¿En serio que buscó en SanGoogle los sintomas para dictar el diagnóstico? jajaja Este mundo está de locos.

Pistols dijo...

La proxima vez que vaya al medico de cabecera te vienes, porque yo me aburro mucho siempre que estoy curando las enfermedades en esas salas. Asi seguro que pasa algo interesante nos reimos un rato y a casa curado, jeje.
Vaya historia......

100% Huesca dijo...

Creo que el sistema español de empleo público, y la sanidad lo es, está muy lejos de lo ideal. Tú nos has reflejado alguna de sus deficiencias, por ejemplo la falta de reciclaje de los trabajadores para adaptarse a las nuevas tecnologías.