05 septiembre 2008

Psishshshshshsh

Hoy voy a hablar de moscas y espero que no os den asco porque las hay en todas partes. Y aquí, en la salita de nuestro blog, también.
Y no es que quiera copiar a
HombreRevenido con sus animales acongojantes. Eso sería posible pero imposible de superar, y para quedar mal siempre hay tiempo. Lo que quiero es lanzar una pregunta al aire que me genera desazón y no me deja dormir… (Entenderme, no es para tanto pero le tengo dar algo de emoción).
¿Por qué unas moscas emiten ese zumbido terrible y otras no? Dependen del peso? Y lo emiten siempre, o sólo cuando quieren pillar cacho? Y, Por qué cuando estás durmiendo la siesta, siempre arman ese escándalo y se posan en la abertura de la nariz, el párpado o la comisura del labio, con el asco que da eso?

He estado buscando información pero no he resuelto todas las dudas.
Las Moscas pertenecen a un extenso grupo de especies de insectos
pertenecientes al orden de los dípteros, bla bla bla, que se han clasificado en unas 120.000 especies, pero que los científicos no tienen muy claro cuantos individuos son en total.
Al igual que todos los insectos, las moscas, son muy pesadas. Ninguna mosca es capaz de morder o masticar, pero muchas especies pican y succionan sangre.
Claro que esto no es lo peor. Lo peor es que se posan. Y cualquier parte del cuerpo humano les sirve de pista de aterrizaje, como por ejemplo, el ojo. Y eso, quieras que no, a todo el mundo le molesta.

Las moscas forman parte de casi todos los ecosistemas, en todos los hábitats terrestres. Vamos, que están en todas partes. Y las hay de diversas clases:

La mosca “detrás de la oreja”: Es aquella que de repente, se te pone ahí y no deja de generarte la sospecha de que algo no va a salir bien. No veáis qué nervios.

La mosca vegetariana, que yo la llamo así porque su nombre de pila es el de “mosca de la fruta”. Aunque yo creo que también come tomate, coliflor, alcachofas y todo lo que salga del campo. Se engorda fácilmente por eso se cuida mucho la dieta, como podéis ver.

La mosca-(a)rdona o mosca-(a)rdón, dependiendo del género, es aquel animal, que en apariencia sólo merodea alrededor y no molesta mucho, pero su sola presencia te crispa un poco los nervios.

La mosca cojonera (perdón), que surgió como resultado de una mutación genética del moscardón, y que se caracteriza por ser más molesta, si cabe, que la anterior.

La mosca enfermiza, es la que vive en lugares exóticos y que trabaja, en EEUU, Europa y sitios así, como Agente Secreto de transmisión de una gran cantidad de Enfermedades. Como anginas, cólera, dengue, salmonelosis y fiebre tifoidea.

La mosca recicladora, se encarga de los desechos de origen animal y vegetal, los descompone, y esto constituye un proceso esencial para la permanencia de la vida en la tierra. Aunque yo creo que estas son minoritarias. La mayoría de las moscas son unas esnobs. Y yo las entiendo, quien va a querer descomponer basurilla pudiendo posarse en los cuerpos desnudos de los humanos.

Y debe haber más tipos de moscas (y tanto!, unos 120.000 que se conozcan) pero ahora mismo os dejo estas de ejemplo, para que penséis en la respuesta a mis preguntas, porque tengo que irme, que me está llamando mi madre para comer.


13 comentarios:

HombreRevenido dijo...

La mosca chafasiestas merece morir. Aunque en el futuro, en un mundo con las moscas acojonandas de 3 a 5 de la tarde, no será lo mismo.

Pistols dijo...

La mosca movilera: emite leves zumbidos, a veces asincronos y tiende a posarse cerca de las orejas. Conforme se acerca y permanece alli, acurrucada, consigue que nuestro oido llegue a tolerarla.
Aunque hay veces, que esta insoportable y hay que espantarla bien lejos y con rapidez.

Dina dijo...

Nena, siento decírtelo pero... debes dejar de tener estas citas tan extrañas con el Señor Google.

la maru dijo...

HombreRe, si pudieramos mantenerlas a raya, aunque sólo fuera durante dos horas, sería un gran paso para el hombre.

Pistols, te entiendo, yo hasta que logré quitarle la función vibracíon, estuve en un sindormir.

Dina, no puedo romper con él, me encanta su sonrisa. San google es un amor.

Dina dijo...

Maru, te aviso desde ya... eso siempre es al principio... tu por el porsia no firmes na... que luego es cuando se borra esa sonrisa encantadora y enseña los dientes, jajaja.

OaBy dijo...

Eso de que todos los insectos son muy pesados... A mí me parecen entrañables muchos, y no estoy hablando de mariposas o mariquitas (que también). Algunos escarabajos de esos tan enormes, grillos, saltamontes...Pero sobre todo, las mantis, me parecen preciosas. Y esa costumbre de las hembras de tomarse un refrigerio con el macho tras la cópula. ¡Ah, perdón, que estábamos hablando de insectos, y se me va el tema (jejeje)!

la maru dijo...

Oaby, no sé que te diga, ya me parece bien que te gusten los bichos pero, lo de que la hembra se coma al macho, (más allá de comerle la boca, ...) me parece excesivo.

Dani dijo...

Maru, sultana, se te ha olvidado una. Además ésta no es un incordio sino una bendición para el ser humano. El mosca-tel. Hace el mismo efecto que la mosca tsé-tsé (ya sabéis, la que da sueño) pero de forma más agradable.

Herzog dijo...

La verdad, es que las moscas es como la rebanada de sandwich untada, son parte de un complot para que todos tengamos una vida mas imperefecta de lo que nos merecemos, y asi de vez en cuando siempre nos acordamos de murphy y su ley,

Herzog dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
la maru dijo...

Dani, Mosta-tel? ésta era familia de Guillermo-tel? jajaja muy bueno, el moscatel, digo. ¿Cuándo te dignarás a venir a vernos al norte? Nos vendría bien echarnos unas risas. Anímate, niño.

Herzog, bienvenido a nuestro patio de "tertulia". Otro día éscribiré de esa rebanada que cae siempre como no debe. Al final se hará mal. Contenta me tiene!

OaBy dijo...

Maru, no me negarás que las mantis tienen su morbo y su simbolismo sexual-fagocitario.
Por cierto, gracias por atinar (por fin!) con mi nick. Sin acritud :D

Herzog dijo...

Eso Maru habla de la rebanada, y sobre todo del sistema de limpieza que nunca falla, soplar la rebanada caida al suelo que con solo soplar se quitan todas las bacterias, encantado de estar de tertulia talue.